lunes, 1 de septiembre de 2008

BIBIANA

A pesar de todo, tengo que reconocer que quiero mucho a mi vecina Lilidra.
Será por su espontaneidad, por su simpatía conmigo, por su ingenuidad, por su inocencia, por su sinceridad, pero le tengo mucha querencia.
Lilidra roza los setenta años. Hija de padres labradores, de aquellos labradores que lo pasaron realmente mal por la época histórica en que les tocó vivir, Lilidra toreó la posguerra entre pan de centeno y gachas con un poco de aceite a cuchara limpia. Hasta que descubrió Madrid, sirviendo a los Señoritos como ella me cuenta siempre. Y hasta que Madrid la devolvió al pueblo con un paquete a cuestas que tuvo que alimentar a trancas y barrancas haciéndole hueco en el perol familiar que malamente permitía amamantar a una nueva boca. El Padre de la criatura no quiso hacerse cargo de su hijo, y la Capital no ofrecía futuro para una Madre soltera por lo que tuvieron que ir a buscarla desde el pueblo para devolverla a sus orígenes. Se le acabó, de repente, su sueño y como una lechera despechada, no tuvo otro camino que volver al barrio con su cántaro roto. Fue entonces cuando empezó una larga lucha para sacar adelante en un ambiente hostil de posguerra a su criatura entre las habladurías de las malas beatas.
Hoy roza los setenta y a pesar de su dura vida, Lilidra obedece a los cánones clasicistas de una sociedad rígida, nada innovadora y muy puritana. Eso, a pesar de romper, en su día, todos esos mismos cánones. Y a pesar de ser votante acérrima de la izquierda-dice que ése de las Barbas no le gusta un pelo- Lilidra no puede sustraerse a las ideas tan retrógradas que tanto daño le han hecho.

-“Pos has de saber que se ha hecho Bibiana.”-me ha dicho en mi última visita.
-¿Bibiana? ¿cómo que se ha hecho Bibiana?
-¡Ay copón! ¡Bibiana! ¡Que se ha hecho Bibiana!. Que ha dejao a su marido y se ha hecho Bibiana. ¡A saber! ¡Como digo yo! ¿Qué sacará haciéndose Bibiana? ¿Pos qué gusto da éso?
-No te entiendo, Lilidra. ¿Me quieres decir que Conchi se ha hecho Bibiana? ¿Qué es eso de Bibiana? –le he preguntado yo.
-¡Paices gilipollas! ¡Desde que te ha ido del pueblo, paice que estás agilipollao! Como no espabiles, no te echas novia en la vida! ¡ya se lo digo yo a tu madre! ¡Tu chico toa la vida estudiando por ahí! ¡Pero, copón, qué poco espabilao está pa echase novia!.
Vamos a ver. Que se ha hecho Bibiana… Y ha dejao a su marido y se ha ido con otra. Y na más. ¡Bibiana de ésas!
-¿Me quieres decir que La Conchi se ha hecho Lesbiana? ¡Joer, Lilidra! ¡Menudas palabras te inventas! ¡Se dice Lesbiana, no Bibiana! Es que, así no hay quien se entere contigo.
-Pos sí! Bibiana de ésas que dices tú. La muy guarrona ha dejao al marido y se ha hecho Bibiana de ésas. Es que tú como hablas tan fino… pero ya tas enterao. Se ha hecho Bibiana, la mu gorrina. Como digo yo: ¿qué sacarán con to eso? ¿cómo se las apañarán las dos? Pos igual que dos tíos… ¡ya me dirás cómo se las arreglan! ¡Eso no debe dar gusto de ná!. Menudas gorrinas… Lo que yo digo, ¡que venga dios y lo vea! ¡dejar a su marido de toa la vida pa irse con otra! ¡lo que hay que ver!
-Pero Lilidra, los Gays y las Lesbianas disfrutan del sexo como todo el mundo. Es lo mismo. ¿Qué más da? Si te gusta una mujer es lo mismo que si te gusta un hombre. El caso es estar enamorado y querer a esa persona.
-Na! ¡tontás na más! Sólo me faltaba que me dijeras tú eso! ¡Paice mentira que toa la vida estudiando con curas y ahora vengas a decirme a mí esas marranás! ¡Más vale que en vez de estar pensando toas esas tontás, te echaras novia como dios manda! ¡que te vas a quedar pa vestir santos!¡Y sólo en esta vida se está mu mal! ¡te lo digo yo! ¡que sóla en esta vida se vive mu mal, mal, mal!... Así es que, no me cuentes toas esas marranás que to eso de Bibianas y maricones está mu feo. Por mucho que lo digas tú que has estudiao con curas y sabes de to las cosas.

Y es entonces cuando me río, la miro y pienso que hay ideas que son imposibles de cambiar. Definitivamente, salir del armario en un pueblo, además de ser duro, es una tarea casi peligrosa.

11 comentarios:

Mario dijo...

Jajajajaja... Y es que Lilidra tiene un referente para llamarla Bibiana.
Casi me parece a mí que estoy con Lilidra, y reconozco su voz. Y la veo apoyada en su puerta, sujetando la cortina con una mano mientras te cuenta todo eso.
Y es que, todos tenemos alguna Lilidra en nuestra vida (y alguna Bibiana).

Besos, Ángel. Como siempre, tu prosa impecable.

Carlos Becerra dijo...

Angel...

Lilidra es un personaje muy corriente en la fauna de los pueblos, son personas de una generosidad espiritual enorme y capaces de dar mucho cariño, pero se han quedado flotando en la nebulosa del tiempo pasado, su vida se desarrolla en pretérito pluscuamperfecto y nada ni nadie puede mutar esos pensamientos arcaicos que tienen.

Hace poco, hablaba con una amiga mía que es lesbiana y sus orígenes son de una aldea de Galicia, ella me contaba que solo su hermana sabe que es lesbiana pues seria imposible hacerle entender a los 250 habitantes de su aldea que aquella niña que se marcho hace diez años del terruño ahora tiene una esposa mujer.
Además me explicaba que para su familia seria el golpe mas bajo que pudieran recibir, pues se encontrarían con decenas de críticos severos en la calle, y esos críticos han visto no solo crecer a ella, sino que a sus padres y abuelos...en fin Angel...es que 40 años de dictadura franquista no son fáciles de superar...fueros cuatro décadas donde la evolucion social de España se paralizó casi por completo y harán falta varias generaciones para que la nueva sangre llene todos los espacios.

Ángel, me gusto mucho la historia de tu vecina !!!!
Te dejo un abrazo y el deseo de una bella semana !!!

CarlosHugoBecerra

hm dijo...

Si lo malo no es que Lilindra esté "flotando en la nebulosa del tiempo pasado" como ha dicho carlos becerra... ella es un productode su tiempo... lo malo es que hay gente con veinte años que está flotando en la misma nebulosa...

... y decía el Lecquio en la tele el día después del orgullo, que todo era pose, que no quedaba nada por conseguir...

Thiago dijo...

Que nombre tan bonito y literario: Lilidra! Nunca lo había oído.

HOmbre, tampoco se puede pedir que lo entienda todo, pero ya el hecho de que hable de ello, que sepa de que habla auqnue luego no le guste, ya dice mucho a su favor. Un amigo de mi padre con 50 años se ha divorciado (con dos hijos, uno gay) y se ha ido con un hombre, no se hablaba de otra cosa en Ferrol. Un Bibiano, jajaj

En fin, poco a poco será corriente. Bezos

Stultifer dijo...

¿Y qué esperabamos, que todas las Lilidras salgan escopeteadas con sesenta años a reivindicar el orgullo gay?

GINEBRA dijo...

querido gemelo, me gustó tu entrada sobre la ingenuidad de tu vecina y las ideas tan equivocadas que tiene. Se le puede excusar por su edad e incluso por el tiempo que le tocó vivir, pero precisamente por eso podría haber abierto su mente un poco, ¿no crees?. Me gusta que te guste tu vecina, siempre es alguien con quien te cruzas y saludas....
Gracias por enlazarme. Te invito a que conozcas mi otro blog, Utopía, puede que te guste....
Un beso (hoy sí) y un saludo. Te enlazaré yo también.

GINEBRA dijo...

Por cierto, se me olvidaba, te he contestado a tu respuesta cargada de veneno, jejeje en la entrada sobre "tu órgano" jejeeje y la Guerra Civil. No lo hice antes porque estuve en zona nacional y no había ordenadores, jajajaja..
un beso.

Angel dijo...

Bien Ginebra... ¡Ya quisiera yo que ese órgano fuera mío!. Es del pueblo, del que ha sido siempre y quien se ha encargado de su restauración, después de que, según tu opinión, vinieran los extraterrestres a destruirlo allá por el Siglo I antes de Cristo. ¡Hombre! ¡Cómo van a ser los republicanos! ¿No serían los teletubbis los que se llevaron los tubos?... ¡Seguro que ésa es la versión de la nueva Ley de Memoria Histórica! jajaj!
En cuanto a mis venenos, te puedo asegurar que hay venenos muchos más sutilísimos que los míos y que suelen dar mejor resultados... los venenos de la contaminación histórica a la que la mayoría de nuestros políticos quieren someternos... ¡ésos sí que son buenos venenos!. Los míos son venenos ordinarios y lo único que consiguen es ponérsela dura al tío que meto en mi misma cama... que es para lo único que suelo utilizar yo los venenos... jajaj!... Aunque son otro tipo de venenos más "refinados"... te lo puedo asegurar.
Y con esos venenos y el ruido de ese órgano de fondo... el resultado suele ser estupendo.
Ya ves! ¡Ni siquiera los de ciertos partido -según tu- dejamos de usar esos venenos! jajaja!!!

Besos... anda!

Chon dijo...

Debe de ser muy entrañable tu vecina, y tiene un nombre curioso, nunca lo había oído.
El lesbianismo ha estado presente siempre, pero más camuflado, menos difundido que los gays, que aunque no era aceptada sí que fue reconocida.
Es difícil explicarle a una persona de esa edad que lo que importa son los sentimientos, ya sean gays o lesbianas, ante todo son personas, y si se quieren y respetan, es lo único que importa, al igual que en una pareja hetero.

Un beso para ti y otro para Lilidra.

Thiago dijo...

Que listo, Angel querido,
que en mi blog quieres más sexo
mientras en el tuyo yo miro
y veo latinajos de peso,

y tambien mucha poesía
nada escandalos y muy pía
¿por qué mi perdición procuras?
como me hacían aquellos curas?

Yo tb. quiero ser un intelectual
no un salido y calentorro animal
y aunque por la cam pajas me hago,
pa eso soy el más guapo, soy Iago.

jajajjajaja bezos.

Angel dijo...

Grcias chon por tu visita. Y llevas razón; es complicado explicarle a alguien de esa edad estas cosas. Pero yo me río porque le pincho y al final, si artumentas con ellas, acaban claudicándote y te da la razón.
Besos, chon!

jajaj! Simplemente genial, Thiago! jaajajaj!!! Verdaderamente estás hecho un gran poeta... ¡un gran poeta! jajajaj! ¡genial!. Ya tienes respuesta en tu Divino Blog! jajajaaj!!! ¡genial!
Besos pa tí también, Thiaguín! jajajaj!!! ¡me muero de risa!f jajajaj!