viernes, 19 de septiembre de 2008

ETERNO

Hoy, paseando por las calles de mi localidad, me he encontrado con esta impresionante estela.

Hablaba Unamuno del "Ansia de inmortalidad" en su lucha filosófica y vital entre fe y razón. Y, en ese momento de agonía que supone toda reflexión sobre la propia muerte, llegaba su razón a gritar: "¡Es que me muero! ¡Es que me roban el Ser! ¡Es que me roban mi Propio Yo!".

En muchos -infinidad- de tratados filosóficos se ha reflexionado hasta el infinito sobre el Ansia de Inmortalidad del Ser Humano. Según ellos, tenemos un Ansia de Inmortalidad tan grande que, en el fondo de nuestro ser, todo lo que hacemos, vivimos, disfrutamos, lo hacemos empujados por ese Ansia.

Dicen los grandes filósofos que todos los sentimientos de nuestra vida están empujados por ese Deseo de ser Inmortales. Que nos levantamos cada mañana con ese "chip" colocado, porque, sin esa Gran Categoría instalada en nuestra esencia no podríamos seguir viviendo. La inmortalidad -El Ansia de la misma- nos empujan a vivir nuestro día cotidiano, a Amar, a reprodurcirnos -dejar nuestra semilla e impronta en este mundo- e incluso a esperar algo más después de la Muerte. Es esa misma impronta -¿la huella de Dios?- la que nos impulsa al más allá. La que nos tiende un puente a lo desconocido, la que nos busca la esperanza en la desesperanza y la fe desde la razón.

Hoy, paseando por las calles de mi localidad, he leido en esa estupenda estela tallada con un escudo familiar: "AQUI ESPERA EL MAESTRE DE CAMPO PEDRO DE AYALA EL DIA DEL JUYZIO. 1530".

Desde entonces -1530- Pedro de Ayala (Maestre de Campo de la familia de los Cárdenas, según parece por el escudo allí tallado) está esperando en ese lugar -enterrado en algún hueco de aquellos muros- a que se colmen las ansias que un día tuvo. Quizás son nuestras mismas ansias, el deseo de inmortalidad que todos llevamos dentro. Pero lo que me llama poderosamente la atención es la voluntad de nuestro Maestre de Campo: Dejar patente, tallado para la eternidad, su paso por este mundo en aquellos muros, a fin de que todo el mundo sepa que hubo un Maestre Pedro de Ayala que pasó por esta vida y que está esperando, entre los mortales, el día en que su inmortalidad se manifieste. No quiso el Maestre que la humanidad olvidara su presencia; y con ese ansia de inmortalidad, de dejar presente su impronta, dejó también ahí estampado su deseo de la Inmortalidad Plena que, según su persona, obtendrá algún día... el día del Juicio.

Nunca dejarán de soprenderme estas piedras que me voy encontrando: Tan inmortales como nuestros propios deseos; tan infinitas como nuestras propias Ansias.

20 comentarios:

Mario dijo...

No dejas de sorprenderme, y mira que ya me sorprendiste mucho en todo este tiempo.
Pero... me pregunto ¿somos conscientes de ese ansia de inmortalidad?
Quizás forma parte de la propia naturaleza humana. Al fin y al cabo, no diferimos tanto del resto de especies de seres vivos...

Besos, varios y muúltiples.

JP dijo...

La verdad que sorprenden todas estas cosas.
Descubrir estas joyas asi , da gusto.
Yo en Cartagena hace muy poco , estuve viendo muchas cosas de la epoca de los romanos .
La verdad geniales.

Alfonso dijo...

Sit Tibi Terra Levis... que la tierra te sea leve.
Los epitafios, son para pensarlos, como dices, algunas personas se quieren quedar atrapadas en el tiempo para hacer constar su existencia...

david guzmán dijo...

Ojala fuera yo una piedra pór la que pasaras despues de pisarla, repararas en ella para que le tomaras foto y le hicieras historia

Angel dijo...

Gracias, Mario. Espero que esa sorpresa haya sido grata para tí.
Sí... pienso que forma parte de nuestra propia naturaleza. Sin ella, no podríamos explicar muchas cosas.
Besos, Mario.

JP: La piedras susurran, hablan y gritan en muchas ocasiones. Es sorprendente todo lo que se puede aprender de ellas. Hay piedras que son toda una Universidad.
Gracias JP por tu visita.

Alfonso: Sí... en el fondo, yo creo que todos nos queremos quedar atrapados en el tiempo. De alguna manera o de otra. El problema es conseguirlo; el tiempo es un enemigo muy duro de batallar. Siempre acaba por triunfar. Y es por eso que estos rastros me llaman poderosamente la atención.
Saludos, Alfonso.

David: No sé dónde te me vas. Pero esperamos tenerte, no obstante, cerca. Muy a gusto haría esa historia, eso después de colmar a besos esa piedra tan bella!. Pues eso, David... Besos!!!. No te olvides de nuestros lares!

hm dijo...

El ansia de eternidad... tiene gracia, el hombre le tiene pánico a pensar en estructuras sin principio y final (véase el universo, etc); pero a la hora de tratar de uno mismo como ente, cambian las tornas y es la finitud lo que más le preocipa... bueno, lo bueno es que al final todos sabremos de duda sobre si esa eternidad existe.

Carlos Becerra dijo...

Angel...

Hice una gran gala de premios en mi blog y eres feliz poseedor de uno de ellos, pasa a buscarlo y disfrútalo mucho, yo los he otorgado con mucho aprecio.

CarlosHugoBecerra.

Thiago dijo...

CAri, te vas a especilizar en PLACAS DE PIEDRA, como Stulti en ESCALERAS? No es mala ida, pero ya te digo desde ahora que si tenemos el ANSI (y alguien me dijo algo de esa palabra cuando titulé asi a un post mio, que no era algo bueno, precisamente) no es LA HUELLA DE DIOS, Si Dios ha dejado esas huellas son una puta mierda de huellas, las podia dejar mas claritas, no crees? Como las deja la historia, jajaja

Unamuno era un tuberculoso. jajaa

bezos.

hm dijo...

Precisamente he empezado a leer una novela gráfica que tenía en cola de lectura "Contrato con Dios", que trata entre sus temas, este...

david guzmán dijo...

pues besos de vuelta
aqui ando, espero no morirme pronto jajaja
besos

Thiago dijo...

Como ya te comenté este post, solo vengo a otra cosas:

Te invito a participar en el diseño personal de un carnet para todos aquellos que colaboramos en el blog CAGARRUTIBLOGG. Ya hemos presentado nuestro diseño YO y ECRASE, aunque este último había que retocarlo para que fuera igual para todos, solo cambiando la numeración, jaja. Espero grandes cosas de tu personal diseño. Bezos.

¿Qué te parece?

Thiago dijo...

A ver, cari, ya que eres tan culto (y como este post ya lo he comentado, jaaj), te invito a participar en el diseño personal de un carnet para todos aquellos que colaboramos en el blog CAGARRUTIBLOGG. Puedes hacerlo en Latín y con un Obispo dentro si quieres, jajaajaj.

Ya hemos presentado nuestro diseño algunos de los colaboradores habituales, y me gustaría ver tu versión, jaja. Espero grandes cosas de tu personal diseño. Luego quiero proponer una encuesta. Bezos.

"El animador de la blogosfera"

Rocío dijo...

La vida que encierra el ser inerte de una piedra.
¡Tremenda paradoja! Y tan cierta...

Prueba un día a pasear descalzo pisándolas. Yo lo he hecho y es magnífico.

Besos.

Bala dijo...

¿Has recibido la foto que te envié?, espero que no se la enseñes a nadie, confío en tu discrección.

Chon dijo...

Es un placer leerte Angel.
Un abrazo.

Matritensis dijo...

Muy buena entrada, me encantan este tipo de historias.
Yo debo ser el raro, a mí eso de la inmortalidad no me importa, es más, debe ser asqueroso ser inmortal ¿no?
Un abrazo

david guzmán dijo...

donde carajos andas?

Thiago dijo...

Ya está bien de vacas, eh! Qué sea la última vez que me dejas tan solito, jaaj

bezos.

Angel dijo...

Gracias a todos por vuestra presencia.
Hm: llevas razón... pero en el fondo, todos querríamos ser inmortales... ¿o no?
Carlos: muchas, muchísimas gracias por tu mención. Todo un detalle por tu parte. Me pasaré para disfrutarlo contigo! Besos!
Thiago: un día te voy a dedicar un post en este sentido... sobre la claridad de las huellas divinas. E irá dedicado a tí... especialmente a tí -Mentor Meus-. Me tengo que poner al día de tu blog... que como escribes tanto o más que Galdós, en el momento que falto unos días, me pierdo gran parte de tu vida... jajaj!!!. Ah!... a ver! soy enormemente patazas con lo de los diseños informáticos. Yo si quieres lo puedo diseñar a lápiz y papel... pero con la informática me veo muy muy limitado para diseñar ese estupendo carnet... mon amour!!!... En fin! veremos si soy capaz. Besos, mi Tiaguin!.

Rocío: me encantan esas piedras. Me encantan. Encierran tanta vida como nuestra propia vida. O, mejor, hay vidas, años y siglos que se pueden resumir con una de esas piedras. Besos.

Bala: ya te dije! jajaj! ¡eres un macaco malo, malo! ¡Y menudo pollo me has metido! ¡eso sí que es un pollo!... Espero que no me la pique! jajajaj!... Besos polludos!

Chon: gracias por pasarte por aquí. Me encanta ver esa cara tan bella con esa sonrisa tan grande! Besos.

Matritensis: Nunca podremos llegar a saberlo, toda vez que el hombre siempre es mortal. En todo caso... ¿no te gustaría poder elegir la inmortalidad?... A mi me encantaría. Un abrazo!

David Guzmán, ¡guapo!... Gracias por tus visitas! Y más en estos momentos. Me alegro que todo esté y siga bien... y de verte -tan guapo como siempre- por aquí... Un beso muy especial para tí!.

Mi Thiago -Mentor Meus-: Las vacaciones están para eso, para vacacionar! jajaj!!! La próxima vez, te llevaré conmigo! jajaj!!! Besos, mi Thiaguín!.

Thiago dijo...

Cari, de veras que tu me mandaste un video para participar en el concurso? pues ni me acuerdo ni lo encuentro...¡vaya! eso si que me jode, no lo otro pq no se puede mandar un video tripitido, jaja

Bezos