jueves, 23 de octubre de 2008

Aguas Mayores/Menores


"Se prohibe hacer aguas mayores o menores en la plaza y sus galerias y echar cosa alguna que las ensucie bajo la correspondiente multa.
Son responsables de los niños, sus padres-
¿En la Villa de ... (ilegible)?"

Hablan David Guzmán (http://sdsanjurjo.blogspot.com/) y Thiago (http://elblogquethiago.blogspot.com/) de costumbres típicamente hispanas en sus blogs.
Hoy he descubierto en la plaza de esta localidad el panel medio borrado con oportuna advertencia.
Mantenido después de una restauración completa de la bella plaza, deja constancia de los hábitos nacionales allá por el año 1900.
Parece ser que era habitual -en la Plaza Mayor- encontrar residuos corporales humanos. Y el Alcalde de turno decidió acabar con susodicha costumbre.
Me llama la atención el final del bando. Parece ser que el Alcalde consagró de forma clara y contundente en esta localidad el principio del Código Civil español que establecía la Responsabilidad Civil Subsidiaria de los padres en relación a las conductas de sus hijos.

O sea... si su hijo se mea, su padre lo paga.

16 comentarios:

Stultifer dijo...

Mear en la calle y sacarse los mocos no son costumbres exclusivas de los hispanos. Es una tracidión ancestral desde que el hombre descubrió el fuego.

Carlos Becerra dijo...

Angel...

Antes de leer el comentario de Stultifer, solo iba a a decirte que esta no solo era una costumbre en muchos lares, sino que aun lo es.

Pero al leer el comentario del amigo pensaba y recapacitaba...

Es verdad... no solo es una costumbre hispana...

Pero es bueno hacer hincapié en que esa fea costumbre se ha dejado de manifestar casi en forma absoluta en muchos lugares, hispanos o no, debido a la evolucion social y la higiene.

Sin embargo, aquí en España, aun es común ver hombres meando y escupiendo en la vía pública, así como mujeres (en menor escala) haciendo sus necesidades entre los coches aparcados.

Yo había dejado de ver estas horribles costumbres hacia mucho tiempo, y en los cinco años que vivo en tierra ibérica me he tenido que acostumbrar nuevamente.

Con respecto a tu post, me parece genial que el ayuntamiento no borre el cartel a pesar de las modernizaciones de la plaza pues es un indicador absolutamente vigente.

Ángel, hay mucho guarro suelto, y no es solo en las ciudades, si uno se mete en las aldeas la falta de higiene publica es impresionante.


Amigo Ángel, te dejo un abrazo grande !!!


CarlosHugoBecerra.





PD: Y conste que me lave las manos ehhhhh !!!!

hm dijo...

Seguro que habrá gente que pensará que deberían ser protegidas como tradiciones patrias, jajajaja.

Matritensis dijo...

Stultifer, no creas que sólo de los hispanos, en otras ciudades europeas he visto eso y cosas peores.

Siempre que veo este tipo de carteles les saco una foto, son algo vergonzosos pero no dejan de tener su encanto.

Mira este que está en el Monasterio de la Encanación, a pocos pasos del Teatro Real
http://esmadridnomadriz.blogspot.com/2008/08/prohibiciones-con-solera.html

Bito dijo...

Podrían haber repartido bolsas o cartoncitos como ahora para que cada cual recogiese al terminar sus miserias.

Digo.

david guzmán sanjurjo dijo...

que risa me dio el final, claro que es responsable el padre, pero la pregunta es: ¿Qué sucedió de tal manera que decidieran, desde entonces, que el padre era responsable del hijo, sabiendo de antemano que siempre es asi?
me causa mucha gracia imaginar a un señor diciendo, dígale al niño, fue él elq ue se orinó.

Angel dijo...

Stultifer! Yo te puedo prometer por el niño Jesús que no hago esas cosas... A ver si te vas a desenamorar de mí! jajaj!

Carlos Becerra. Sí, quizás somos un tanto gorrinetes! jajaj!... Pero ¿y lo que disfrutamos indagando en nuestras narices? jajaj!
Me alegro leerte por aquí, Carlos!

HM: ¡ahora mismo un monumento al moco! jajaj!!. Saludos.

Matritensis: a mi me ocurre lo mismo. Me gusta fotografiarlos por curiosidad de lo que ocurría en otras épocas. Además tienen un lenguaje un tanto especial, como queriendo evitar dicir las cosas como son! jajaj!!. Saludos, Matritensis.

Bito: Un placer encontrarte por aquí.
Y sí... aunque no sé si los paisanos estarían dispuestos a ir con sus bolsitas por ahí... no sé!... Seguro que lo considerarían demasiado pijo! jajaj!! Saludos!

David: lo que sucedía era que todos los ñiños se meaban por ahí y los padres estaban tan contentos... así no se meaban en casa! jajaja! Y claro! el Ayuntamiento estaba en la misma plaza... y el Sr. Alcalde no soportaba el olor que le entraba por las ventanas.
En fin! reitero: algo muy hispano!
Besos, David!

Thiago dijo...

Cari, me siento muy halagado de ser citado en un post tan escatológico, claro... aunque sacarse un moco no pueda ser incluido ni en "aguas mayores" ni en "aguas menores".

No recuerdo haber leido nunca un cartel que dijera: Se prohibe pegar cacotas de la nariz debajo del asiento, ajajajja.

Esa placa debería conservarse como el toro de osborne. Y la verdad es que yo creo que los padres si que son responsable. Con frecuencia veo a madres que les bajan las bragas a los hijos y las cogen en volandas pa que suelten el chorrito, una guarrada no es por nada, luego esos hijos hacen botellón, jaajaja

Cari, y no tengo abandonado, pq era ut MENTOR NO? O ya me has apeado el tratamiento? jajajaj

Bezos

Angel dijo...

jajaajj!
Pues, ¡lo que faltaba! que en esta España nuetra hubiera carteles por ahí que dijeran: "Prohibido sacarse un moco y pegarlo en los bancos de la plaza" jaajj!!!
Discrepo! Sacarse un moco son Aguas Menores... porque está muy feo ir por ahí -en una plaza tan bonita- sacándose mocos y pegándolos por las galerías! jajaj!
Mi Thiguín... tu ya sabes que eres mi inspirador pleno. Yo veo tus paneles y me pregunto: ¿llegaré algún día a ser tan ingenioso como Thiaguín? La respuesta es: NO!!! jajaj!!!... Pero lo intento!

Besos, Mi Thiaguín -MENTOR MEUS, siempre, siempre, siempre!-

Por cierto... ¿dónde se mete Mario? ¿?

Markiee dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alfonso dijo...

Tengo un amigo supereducado, superfino, supergay y supertodo, periodista él, que un día tuve un dolor de riñón, y no tuvo más remedio que orinar en la calle o hacérceslo encima o morir del dolor.
Eligió en contra de su honor, hacerlo en la calle, donde fue, qué mala suerte, detenido por la policía local, que llegó con sirena y todo, donde todo el mundo lo vió, lo reconocío y sirvió de escarnio público.
Ni que decirte lo que sufrió el pobre.
¡Pa una vez que lo hizo!
Pues siguen vigentes esas normas, por lo menos aquí en Jerez. ... jejej

Thiago dijo...

Cari, la foto de la plaza está "muy superior", pero tengo que enseñarte a poner los enlaces encima de los nombres de los blogs que citas, no? ¿o lo pones así a próposito? que pa eso soy tu MENTOR, jajajaja


Bezos.

david guzmán sanjurjo dijo...

angelito, me paseaba pa saludar.
besos

Angel dijo...

Gracias Alfonso por tu visita... Ya tendré cuidado cuando vaya a Jerez! jaja! ¡menudo peligro!
Saludos!

Thaguín -Mentor Meus-: Me has descubierto... jajaaj!... Y me tendrás que enseñar... porque no llevo ni puñetera idea de cómo ser tan moderno informáticamente hablando! jajaj!
Basos, Tiaguín -esperaré tus lecciones!!!-

David: encontrarte por aquí es siempre un placer!!!

jahh dijo...

Bueno, que tire la primera piedra a una estatua de Franco -que aún quedan- quién no haya orinado en cualquier calle en una noche de espejos rotos con mucho alcohol en el cuerpo. Yo, el primero. Siempre me ocurre. Es despedirme ir hacia el coche y notar que he bebido demasiado y que mi vejiga está a punto de reventar. Hasta entonces, ni pensarlo.
En fin...pecador me siento.
Eso sí, Ángel nunca lo haría. Primero, es muy educado y muy "ciudadano" y segundo -algo insólito que aún no he conseguido comprender: a estas alturas todos sabemos ya que es un poco extra-terrestre- nunca tiene ganas de orinar. Hay que recordárselo. Y es capaz de estar 48 horas sin hacerlo. Y ni se inmuta.
Doy fe...
Cosas de mi ángel...
Será que es un Ángel de verdad y de ahí su extra-territorialidad???? No creo que pueda averiguarlo nunca.

Besossssssssss!!!

Angel dijo...

jajaj! Jahh! Ya sabemos que lo tuyo con Franco es fijación. ¿Por eso te pones amarillo cada vez que ves de reojo el monumento a los Caidos famoso?... Pues has de saber que, aquí, ese Monumento es mucho monumento para que te la saques y hagas pis. Avisado quedas... los lugareños están con la estaca preparados.
En cuanto a mis dotes, jajaj!, es cuestión de próstata! ¡Próstata, Jaheim! Es que tú la tienes floja -la próstata- y claro!... te vas meando por las esquinas! jajaj!
Yo... chico castellano, pues controlo el aparato... ¡qué le vamos a hacer! jajaj!
Besos, Jahh malévolo!

Angel -muy inquieto estos días-