martes, 28 de octubre de 2008

ADRIAN

Hoy me he encontrado con el antiguo guardia de seguridad de mi trabajo. Sigue tan guapo como siempre. Y cuando me ha saludado con un efusivo apretón de manos, me ha lanzado una de sus maravillosas sonrisas. Eso unido a su cuerpo escultural y su actual estado físico -mucho más delgado-, me ha descolocado la tarde.

-¿Qué tal estás?

-Bien. Le he dicho ("¡tu sí que sigues bien!" he pensado)

-Al final, ¿te quedas o te trasladan?.

-Me trasladan; he tenido suerte. ("Pena que también te trasladaran a tí", he pensado)

-Pues me alegro por tí.

-Gracias, Adrián ("¡lo siento por no volver a verte allá donde me encuentre!", he pensado)

-¡Pues nada!, Pásate por el gimnasio antes de irte y te despides. A ver si tomamos algo juntos.

-¡Vale, Adrián! Me pasaré. ("Ya quisiera yo pasarme, pero por las duchas de tu gimnasio cuando has acabado de hacer tus deportes", he pensado yo)

¡Y yo me pregunto!... ¿por qué sigue habiendo cosas que uno puede pensar y no puede decir?

10 comentarios:

Sísifo dijo...

No es que no puedas decirlas, es que no te atreves.
Yo tampoco me atrevería, claro.

Matritensis dijo...

¿No puedes? por poder se puede, ahora, tú verás :P

Mario dijo...

Eres un guarrete....
Comunidad Valenciana, por favor!!!

Angel dijo...

Sísifo: Tú lo dirías muy, muy bien... para prueba, el botón de tu blog... ¡eso sí que son cosas bien dichas!

Matritensis: jajajaj! ¡No me provoques, Matritensis! ¡no me provoques! jajaj!

Mario: jajaj!!!... Bueno... algo guarrete quizás... Sobre todo cuando veo a Adrián! Se me alteran todos los espermatozoides! jajaj!!!... Eso sí! La Comunidad Valenciana da para mucho, por eso yo no quiero que les falte agua! jajaja!!!

Thiago dijo...

Parece que todos tenemos que pasarnos al día lo que los curas llamaban "reticencia mental" no? No es mentir, pero es no decir toda la verdad....

Ahora bien, yo la reticencia mental la hacía, pero pasaba por el gimnasio que una polla es un polla y de eso nadie dijo nada, jajaj

Bezos.

Stultifer dijo...

En todos los trabajos hay guardias de seguridad que dan unos apretones de mano que le dejan a uno satisfecho para las siguientes horas.

Sero dijo...

joder, si yo te contara...

juazman23 dijo...

CUANDO EMPIEZAS A INVOLUCRARTE, COMIENZAS A ESTAR PERDIDO.

LA HISTORIA YA HA DESPEGADO...
SIGUELA EN...
http://no-me-falles.blogspot.com/

david guzmán sanjurjo dijo...

Joder, a mi me pasa quesi lo digo, lo pienso, sondeo y lo hablo jajaja
besos

hm dijo...

Los guardias de mi curro no están buenos... :(...

No puedes hacer eso, porque eso sólo lo puede hacer un ser en el mundo..., Homer Simpson.