martes, 10 de marzo de 2009

Paseo por Cuenca

Colgada toda ella sobre piedras milenarias he encontrado de nuevo a la Ciudad de Cuenca. Dicen que su poeta la contemplaba todos los días desde estas rocas. Dichosos los ojos que pudieron contemplar tanta belleza resumida en tan infinita imagen.
Cuando aquel Ministro Lampérez quiso traer a Cuenca el mismísimo París, éste fue el resultado de su encomienda. Bajo estos muros, no falta quien dice que se esconde el Místico Grial que protegerá a los fieles en el día del fin del mundo. Por eso, los ángeles de su Triforio sonríen eternamente, como si esta Ciudad nunca fuera a extinguirse. Enigmática sonrisa para nosotros, los mortales.



Sus casa Colgadas, que no "Colgantes", esconden tras sus muros góticos las obras del que se ha dado a conocer como el Mejor Museo de Arte Abstracto. Es curioso ver dentro de tanta armonía un mundo tan asimétrico. Al lado, el Obispo de la ciudad se asoma por las ventanas mudéjares contemplando el rebaño que le han encomendado al mismo tiempo que la Catedral se levanta, tras sus sucesivas reformas desafiando la Ley de la Gravedad.


¿Quién a la vista de estas aguas, verdes como los pinos verdes, no desearía pasear sus amores por estos reservados espacios?

Y el que fuera de piedra y ahora es de metal, Grapa en el paisaje según muchos, nos provoca, desafiante, llamándonos a cruzar sus maderas envejecidas. Merece la pena cruzarte para contemplar los buitres felices que rememoran la eternidad.

8 comentarios:

Stultifer dijo...

Bien. Un regreso. Bien. Y ahora voy a leer Cuenca.

Bruto dijo...

Qué ironía que el poeta de Cuenca se llame de León, ¿no?

hm dijo...

jejeje... así que haciendo patria chica...

¡Qué bien tenerte de vuelta!

jahhy dijo...

Y el frío que hace. Menos mal que después de andar dos kilómetros entré en calor. Eso sí, tus palabras y todas tus explicaciones bien valieron ese paseo por la maravillosa Cuenca. Aún escucho la música del agua del río Jucar.

Besos y...bellas fotos!!! jajajaja.

Hisae dijo...

Preciosas fotos y maravilloso texto sobre Cuenca.
El sábado atravesé toda la provincia... Comí alli...
No quedó tiempo para visitar de nuevo la capital...

Besos.

Anónimo dijo...

Bonitas fotos.
Una conquense

BRILLI-BRILLI dijo...

Confiesa....con el frio que hace en Cuanca a ti te han dado algo bien calentito por esas tierras,por no decir otra cosa...Para mi próximo viaje te llevo como guia turístico.
Besosss Angelito mio.

Thiago dijo...

Claro primero me dices que me quieres llevar a mí de paseo (al río pensado que soy mozuelo,….) y ahora llevas a toda la blogosfera; y yo ahora grito, espera:

Ángel me quiere poner
Con el culo mirando a Cuenca,
Y allí entre el arte abstracto
Y en otra vuelta de tuerca
Enchufármela un buen rato
Y hacerme del ano un tracto.

Que Ángel tan listo eres
Que con la coña campestre,
Y todo este cuento rupestre,
Quieres llevarme al huerto,
Hacerme cordero “al pesto”
Y comerme todo el resto.

Y si eres poeta y guía,
Aquí te dejó yo la mía
Con las cosas esas colgadas
Que para mi son mas bien colgantes,
Pues las llevo siempre delante,
de la polla. Y yo no te mentiría,
En esta bella y delicada poesía…

(Vamos, que las llevo colgando y no se me caen…) jajajaja