miércoles, 25 de febrero de 2009

LIBER I



-Tratado de Cosas de Conciencia. Fray Antonio de Cordoba. 1583.
-Historia del Valle de Aran. Gracia de Tolba. 1613.
-Derecho de Naturaleza que los naturales de la Merindad de San Juan del PIe del Puerto tienen en los Reinos, de la corona de Castilla. 1622
-Vida Prodigiosa del Venerable siervo de Dios Fray Martín de Porras, natural de Lima de la Tercera Orden de N.P.Santo Domingo. 1675
-Comentarii ad titulum digestorim, de verborum obligationibus. Praepositae sunt singulis legibus et paragraphis summae, cpita rerum unoquoque loco tractatarum commode y dideliter indicantes.. cum gratia ac privilegio Caesareae Maiestactis, ad Decennium. Francofurti ad Moenum, apud Ioannem Feyerabendt. Impesis Sigismundi Feyarabendts. Donelli, Hugonis. 1577.
-Discurso sobre, lo útil, y aun necesario que se cree ser a los campos de la huerta de esta ciudad el estiecol y el polvo que se saca de sus calles, y perjudicial a la salud publica que permanezca en ellas. Le publica la REal sociedad economica de amigos del Pais de Valencia. Valencia y oficina de benito Monfort. 1788.
-Ilustración canónica e historial de los Privilegios de la Orden de San Juan (Orden de Malta). Calvo y Julian, Vicente: dedicada a S.A.R. el Srmo Señor Infante D. Gabriel Antonio de Borbon, Gran Prior de la misma orden en los Reynos de Castilla y Leon!, por D. Joachin Ibarra. 1777.
E infinidad de muchos más.
Era otro mundo. Y tuve la suerte de penetrar y descubrir lo que existía detrás de aquellas puertas.
Bajando la lúgubre escalera del edificio y tras recorrer un pasillo polvoriento, uno podía acceder, de tener la suerte de poseer aquellas llaves aunque de forma interina, al estupendo recinto donde se guardaba el tesoro de toda la región.
Dicen que no existe otra igual en toda Castilla. Y sin embargo es prácticamente desconocida.
Dicen que atesora gran parte de los libros que el obispo Barrientos quemó al Marqués de Villena quien además de ser un estupendo sabio y escritor, parece ser era amante del arte de la Alquimia. Fue entonces cuando el Obispo Barrientos, en un arrebato de celo apostólico y por orden -parece ser- del Rey Juan II, decidió requisar e incendiar la mayoría de sus libros, pero las malas lenguas comentan que en sus obras encontró el Obispo Barrientos la fuente de inspiración para muchos de sus escritos ya que conservó gran parte de los libros del Marqués en su biblioteca personal aún teniéndolos por heréticos y malditos. De esa biblioteca me cuentan que pasaron a la que yo tuve la suerte de visitar.
Tras el pasillo, una llaves enormes abrían una antiquísima cerradura y después de escuchar el ruido de sus maderas al abrirse, se descubría la Biblioteca de Alejandría. Sí. Porque era lo más parecido a tal Biblioteca que yo he visto jamás.
Miles y miles de libros, muchos de ellos incunables, se agolpaban a mis ojos sorprendidos desde unas inmensas estanterías que se alzaban hasta el techo de toda una enorme sala. Para acceder al segundo cuerpo, los bibliotecarios de la época habían dispuesto un sistema de escaleras y unos pasillos de madera que recorrían todo el recinto. Varias salas repletas de maravillosos libros de teología, ciencia, matemática, arte, cocina, medicina, biblias políglotas, catecismos. Libros anteriores al Siglo XV y posteriores al mismo. Joyas. Sabiduría plena. Todos los títulos que uno pueda imaginar. La sabiduría de cinco siglos. Y acumulada en varias enormes salas.
No había visto nunca la Enciclopedia Francesa. Y nunca la imaginé así. Un compendio de enormes tomos, teóricos por una parte y de ilustraciones por otra -cada tomo era correspondido por el de su igual número, pero en ilustraciones-, se abrían a mi visión dejándome ver, palpar y leer al mismo Diderot. Maravilloso.
Las Bibilias Políglotas... eso era como un orgasmo. Ver aquellos enormes libros en varios idiomas fue alucinante. Y encontrar en los mismos los nombres de personajes a quienes pertenecieron era sorpendente. Había algún libro que perteneció al que más tarde llegaría a ser hasta Papa.

Increible. Y todo ello escondido en un anómimo lugar de Castilla sin que casi nadie sepa ni conozca su existencia. Sin que casi nadie pueda acceder a su estudio e investigación. Sin que casi nadie pueda penetrar en esas "Divinas Palabras".

Definitivamente, este País nunca deja de sorpenderme.

14 comentarios:

Bruto dijo...

Bueno, ¡ya era hora! empezaba a plantearme el llamar a Paco Lobatón
para que te buscara, jajaja. Pero oye, esto que haces está muy mal, hay que compartir ese saber, a ver, ¿dónde dices que está esa biblioteca? ¿uqé incunables había? ¿¡¡¡Quién fue ese Papa!!!?¡¡¡¡Queremos saber más!!!!

jahhy dijo...

Pues no lo entiendo. Ante tal compendio de maravillas, vas y te duermes desnudito sobre los tomos de la Enciclopedia Francesa. Lo tuyo...lo tuyo no tiene nombre!!!
Eso sí, has salido muy favorecido en la foto que te saqué mientras buscaba alguna edición incunable de "Mortadelo y Filemón".

Besos. TQ.

Stultifer dijo...

No te permiten la entrada para que no se estropeen los libros. Hay bibliotecarios que opinan de esa forma. "Mejor nadie y así sobreviven escondidos"

david guzmán sanjurjo dijo...

la opinión de stulti es válida pero resulta una tontería. No que lo opine sino que sea así, porque para qué quieren un libro guardado. En fin, yo lo que creo es que hay muchas cosas escritas que no pueden ni deben salir a la luz. Y lo que quiero decir más bien es que debes leer, si no lo has hecho, EL nombre de la rosa, de Humberto Eco.
Besitos y que bueno que estás de vuelta.

hm dijo...

De acuerdo con David, el saber se guarda en los libros, pero vive en las personas.

BRILLI-BRILLI dijo...

No me lo puedo creer!Tanto tiempo sin aparecer por aquí resulta que estabas como un loco leyendo crandes obras y revitas porno!que grande eres!
Besos

Thiago dijo...

Pero cari, que es eso de tener orgasmos con biblias políglotas? eso que significa que te hacían maravillas con las lenguas? jajaja

Cari, no se que es mejor, pq luego pasa lo de la Biblioteca Nacional, que viene un tio con un cuter y se lleva los mapas de los incunables. Lo que había que hacer era digitalizar todos estos fondos y que se pueden examinar asi por todo el mundo....

Y sabes si estaba por allí la "Argentorum Philosophae" de Feliciano Teixeiro? Creo que se vendió un ejemplar y lo ando buscando, jajaja

Y mi blog, me lo viste? jajajajaja

Bezos doctos.

CHOPINGO dijo...

saber,es aprender,leer y un lapiz con una hoja es copiar,reflexionar y que te sobreviva es arte.un libro es la parte que dejas de buen legado,exeptuando Aznar y sequitos de infames,El punto es que entrastes,

david guzmán sanjurjo dijo...

donde andas angelito, he venido a saludarte y a dejarte muchos besos, no sea que se te seque la boquita de sed de mi =)

Thiago dijo...

jajaa

Leo los comentarios de tu blog bajo un nuevo prisma, mamarraxo.

Así que estás ahí agazapado,
como un Ángel escacharrado
sin post, sin alas, sin nada,
sin comentarios, sin vida...
sin versos, ni poesía,

Ya no me rimas, ni me cantas,
no me comentas, ni faltas,
no me insultas, no me mamas,
ya no te quiero marida,
ya nada, no hay tu tía!

El blog abandonado,
la blogosfera perdida
tu desaparecida,
tu marido empantanado,
eres malo, veleidoso,
rayante, vanidoso,
siguesn en la Gran Via,
como un toro alado,
pálido, albo, espantoso,
y por mi blog no te "vía" (esto es una licencia poetica poco culterana, pero me da la gana, jajaj).

Bezosssssssssssssss

Un cura dijo...

Fantástica entrada... se ve que compartimos la afición por las grandes bibliotecas, un mundo donde se puede uno perder a gusto. Después de mucho tiempo, vuelvo a pasar por tu blog y te saludo de nuevo.

Thiago dijo...

jaaj que fuerte, cari, que estes celoso de tu propio marido... Mira que eres calladitoy sibilino, eh como esos curas que te han marcado (¿y follado?) tu adolescencia, jajaaj Que yo tenga que enterarme por otros que tu marido es uno de los mitos de la blogosfera... y que tu amor por mi no eran mas que burbujas vacías, jajaaj.

Y yo haciendote poesias mientras tu marido escribe cuentos... Eres muy inspiratriz, jaaj espero que tu me vea un poco mas atractivo que lo que el me pinta y que la edición de su cuento en mi blog no acabe con Thiago como mito sexual, pero claro, el ya te tiene a ti, jajaja

Desde luego hay que ver, jaaj y yo en las berzas jaaja

Bueno, tendras´noticias "nuestras" jajaajjaj

Thiago dijo...

Ay Angel mio, Angel de fuego
Que me quieres llevar de paseo,
Montarme a caballo, regalarme un castillo,
Ofrecerme tu pitillo, pero mira que pillo!
Y en un parador castellano,
Darme por … el cordero.

Pero eso no es lo primero,
Digo lo de la comida,
La comida es vanidosa,
Y yo soy modesto ¡la osa!
Y es mucho mas verdadero
Que te hagan un cuento entero
Que el todo el mundo prefiero,
Me vea como el protagonista, activo
Bien amado, literario, escrito,
Con burbujas de deseo
Que es todo lo que poseo,
Y no por la sierra paseado,
Como una cabra, tirado
Perdido follado, abandonado
Y en una laguna ahogado….

Vamos, que si no sabes escribir cuentos, te jodes,

jaajajajajaj

Angel dijo...

jajajaj! jajajaj!
Bruto: esa sabiduría ha estado encerrado en el edificio desde hace cientos de años. Tengo la intención de seguir escribiendo algo sobre esa biblioteca... a ver si encuentro la inspiración. Pero la historia da para unos cuantos paneles. Y claro que te diré dónde se encuentra... seguro que tú le sacarías un gran rendimiento.
Un abrazo!

Jahhy! jajaj! Ya sabes que a mí la desnudez me gusta mucho. ¿Qué le vamos a hacer? Eso sí! estuve buscando un tratado masoquista... que sé que a ti te gusta mucho! jajaj!! Pero lo más cercano que encontré fue un libro de recetas del siglo XV o un tratado sobre los Métodos de la Inquisición. NO estaría mal que te propinara una de esas lecciones!
Besos!

Stultifer: la pena no es que a uno casi no le permiten la entrada sino que no se la permiten a nadie entre otras cosas porque casi nadie sabe de su existencia! ¡Mundo de locos!
Un abrazo!

David: Pues sí! es lo más parecido que he encontrado a la famosa biblioteca de "El nombre de la Rosa". La foto que he colgado corresponde a la biblioteca en cuestión. Sé que con ella uno nopuede hacerse a la idea de la riqueza que atesora... pero es la única foto que he podido encontrar.
Besos, Mi David!!!

HM: llevas razón... aunque has de reconocer que no es justo que esos libros no puedan ser consultados por nadie... ¿no te parece?
Otro abrazo!

Brilli-Brilli: Mi valenciano del Alma! jajaj! Ahora y en este momento no se te puede hablar de bibliotecas. Teneis un afán crematorio... que da miedo, pánico y me hace temblar. ¿Por qué en Valencia lo quemais todo?... jajajaj!!! Eso sí! tú no te me acerques mucho a las hogueras y los petardos... no vaya a ser que se te queme el pit... jajajaj!... ¡Pues eso!
Besos, Brillante Petardero!

Chopingo: ¡Pues no! jajajaj! ¡no encontré ningún libro de ese tal Aznar! jajajaj! Y mira que estuve mirando!!!! jajajaj!... Eso sí! Había un compendio sobre la Historia de la Orden de Santiago y su fundador D. Pedro Fernández... que es lo más parecido! jajaja!!!
Un abrazo!

Un cura: gracias, de nuevo, por la visita. Me alegra verte por aquí. Hay mucho que contar sobre esta maltratado biblioteca. No sé si seguir colgando alguna que otra entrada. A ver qué dedico!. Un abrazo.

Y Thiago! jajajaj!! jajajaja!!! Te prometo que todos tus esfuerzos tendrán la correspondiente contestación. ¡Vamos! que pienso hacerte una buena poesía para que otros -que hacen relatos- no se piensen que son los únicos que pueden ensalzar tus glorias y grandezas! jajajaj! Eso sí! me quedo desolado con el rechazo que hacer de mis propuestas: yo que ya pensaba "montarte" a caballo, "emborracharte" a café en mi Parador y "enamorarte" con los bellos paisajes del Precioso bosque de mi localidad... y ahora resulta que tú prefieres un "Relatillo". ¡Ay Thiago! Porque eres Mi Mentor... que si no, ahorma mismo te echaba un sortilegio que te fundiera el blog! jajajaj!!!... Pero como te quiero tanto -tanto que estás dando origen a muchos celos! jajajaj!- pues no te tengo en cuenta tus "desprecios"... jajajaj! Ya verás que cuando leas el relato, te vas a quedar con mis propuestas... porque claro! ¡dónde va a parar! jajajaj!!! Pues nada, mi Thiaguín, alguien te hace un relato y yo te haré una poesía... ¡a ver quién gana! jajaja!!!!
Mientras tanto... un beso!