miércoles, 3 de octubre de 2012

Trolls

 

Vuelvo a escribir apesadumbrado por esta España nuestra.
A la pésima situación económica que vivimos, se une la pésima situación política y social del País.
Siempre he pensado que los Españoles en su conjunto tienen enraizada en su profunda esencia el mal natural de la envidia. Y fruto de ese mal original es la capacidad de llevar al País a la encrucijada en que se encuentra. Si somos grandes a la hora de hacer cosas grandes, somos imbéciles a la hora de descomponerlo todo. Capaces de las mayores grandezas y dispuestos siempre a las mayores idioteces. Ese es nuestro País.
Y he aquí que en estos últimos tiempos estoy más que asombrado con la situación de descomposición catalana. Una región de España (desde la romanización de Hispania hasta el mismo día de hoy) más española que la propia España y que ha tenido la tremenda desgracia (por aquello de la propia incapacidad popular) de estar en manos de Trolls durante años: sus pésimos gobernantes. Si a eso unimos la nefasta capacidad de nuestros políticos en conjunto y la artificaial configuración del estado en "Nacionalidades y Regiones", con las que el pueblo no se identifica ni está enraizado, la situación actual se debe principalmente a la ceguera de un pueblo endiosado por sus políticos.
Y es que, yo que nunca he sido dado a manifestarme por nada en esta vida (salir en manifestación pública en este País es correr un serio riesgo de ser manipulado por los más nefastos Trolls que nos gobiernan), me quedo asombrado de cómo la gente accede a ser manipulada libremente por cuatro falaces ideas infundidas  dolosamente en nuestras mentes por políticos irresponsables.
A estas alturas de la mi existencia (y creo que desde muy jovencito por mi rebeldía interior) nunca he creido en Patrias, Naciones, Regiones ni Provincias... No he creido ni en la esencia nacional de mi pueblo, ni en la esencia genética, ni en la misma idea absoluta de dios. Eso sí, he procurado siempre -como Descartes- creer en la fuerza de mi razón, que es la cosa más Sagrada que la vida pudo darme. Y desde mi razón, he considerado que lo único que tiene dignidad en este mundo es la Persona individual, la Persona existente, el Necesitado de nuestra Solidaridad. No hay dignidad ni en Patrias ni en territorios. Al menos, para mí. Y desde el Prisma de mi razón, cuando veo esta situación tan irracional, no dejo de maravillarme.
La situación del Presidente Mas (¿presidente de qué? -me pregunto-), el Supremo Troll Catalán se asemeja a aquel gasolinero que vino a vivir a mi pueblo  y puso una flamante gasolinera. Un negocio redondo pues el pueblo estaba necesitado de la instalación y sería, pues, una fuente de ingresos para el gasolinero. Pero he aquí que el gasolinero no se conformaba con su negocio y con ansias políticas empezó a enredar al pueblo metiéndose en política. Al poco tiempo, ni consiguió al acta de concejal en las elecciones municipales y tuvo que cerrar su negocio porque nadie iba a comprarle gasolina. Tal y como ocurrirá con Cataluña -y el Troll Más lo intuye-.
Pero, si bien la actitud de Arturo Mas y sus secuaces es previsible dada su naturaleza "nacionalista", lo que me resulta increible es que el pueblo catalán no se de cuenta que lo que prima es el bienestar de su Clase Política regional y que con esas pretensiones no van a solucionar sus problemas ni mejorar su calidad de vida. Anonadado me quedo cuando veo a la gente manifestarse por los derechos nacionales, por su derecho a determinarse, por su nación, por su Patria y por su bandera. Algo que yo no haría en mi vida porque es evidente que la manipulación es tan grande como pequeño el conocimiento de los manifestantes.
Maravillado, Anodadado, alucinado me quedo cuando tras la bandera catalana veo a una panda de Trolls -esencia de los políticos nacionalistas- buscando llenar sus bolsillos y detrás a miles de personas tan ciegas haciendo seguidismo de las ideas más peregrinas sin sospechar siquiera la esencia de la Manipulación.
¡Qué fuerza tan grande siguen teniendo los símbolos!... ¡Qué peligroso es poner tu dedicación absoluta a un símbolo nacional! Y... ¡qué delgada es la línea que separa lo simbólico de lo malintencionado!
Y es que, siempre detrás de un símbolo, suele existir un interés. Un interés peregrino del que agita a las masas de forma tan irracional.
Y... ¡qué pena me da ver la poca racinalidad de nuestros ciudadanos!

11 comentarios:

Roberto T dijo...

Como ya he dicho por otros sitios, yo soy partidario de que cada pueblo elija su propio destino. Aunque el estado-nación es más bien cosa del siglo XIX, porque hoy en día, cuando el poder económico, el poder real, está en manos de las multinacionales del capital, difícilmente un país puede presumir de ser "independiente". Por otra parte, el doble juego de CiU creo que no convence a nadie, y no nos olvidemos que Unió Democràtica es un partido católico y de derechas (o sea, una sucursal del Vaticano), y Convergencia es un partido neo-liberal, es decir, partidario de la globalización del capitalismo. ¿Qué futuro tendría Cataluña como república "independiente" en manos de esta gente?. Porque me imagino que ellos pretenden seguir teniendo la sartén por el mango después de una hipotética independencia, aplicando recortes y esclavizando al pueblo. O, quizás, lo que está ocurriendo es que la burguesía catalana se está aprovechando de la crisis estructural del Estado español para ganar más poder dentro de él. Cierto es que la política es un ejercicio libre, y el voto también es libre, pero no sé cómo se las remedian los partidos para meter siempre a los trolls como primeros de su lista. Porque para trolls, querido Angelote, los del PSOE (que nadie se olvide de "Sinde, Leire, Chacón y otras chicas del montón", jajaja, unas auténticas trolas, jajaja), los del Pepé (a cuál más troll), y los demás trolls y trolas que van a dormir la siesta..., perdón, que calientan sus escaños en los diversos parlamentos, diputaciones y ayuntamientos. Aquí lo que hace falta es un flautista de Hamelín que saque su flauta y se los lleve a todos. Aunque habrá que hacer el casting primero, jajaja, todo sea por acabar con los trolls... y las trolas, jajaja. Besos.

Joaquinitopez dijo...

Podría firmar esta entrada de pe a pa. Sólo con una salvedad: los pueblos, al menos los de ahora y aquí se están encontrando los frutos de sus actitudes: indiferencia, desprecio al humilde y al culto, exaltación de valores fácilmente manipulables (deportes, por ejemplo), falta absoluta de ética (todo vale y se aplaude si se gana dinero, ejemplo: Mario Conde) y así una larga enumeración de polvos de donde vienen estos lodos. Los trolls son y han sido identificados siempre, corruptos y en jucios se presentan y las gentes les votan, por ejemplo. Quien siembra vientos recoge tempestades y eso es lo que "los pueblos" han venido haciendo desde hace muchos años.
Otro tema es el hecho del desprecio que cada región, ciudad o pueblo siente por los demás: desde mi virgen es más milagrosa que la tuya a, como relata Kamen al hablar de la Guerra de Sucesión, en la que antes de tomar partido los pueblos (aldeitas) se informaban si el de al lado apoyaba a Felipe o a Carlos para tomar partido en contra.
En fin: estamos encontrando la cosecha de lo que se ha sembrado durante siglos y que, obviamente, está al servicio de, curiosamente, los de siempre: caciques y sotanas. ¡Que cosas! ¿Verdad?
Un abrazo
Se te echaba de menos.

Parmenio dijo...

Como bien dice Joaquinitopez, el 99% de las guerras de la historia se han dado o por religión o por un sentido de superioridad nacionalista.

El nacionalismo no llegaré a entenderlo nunca. Cada uno nace en un lugar por meras casualidades. Yo por ejemplo nací catalán por estar mi padre trabajando allí, pero pude haber nacido en Guinea Ecuatorial si mi padre hubiese aceptado otra oferta de trabajo que tenía. ¿Tendría que comportarme diferente si hubiese nacido en Conakri? ¿Me hace mejor ser catalán, español o europeo? No, sólo me ha dado más oportunidades en la vida, pero eso no convierte mi "nacionalidad" en mejor.

La gente es muy manipulable y a falta de pensamiento crítico se dejan imponer ideas que ellos no son capaces de razonar por si mismos. Así nos va.

Un beso (del mundo)

Observatorio Gay Granatense dijo...

Me has dejado, simple y llanamente, anonadado, y tu reivindicación de la dignidad humana y la razón supera, con creces, a la misma declaración contenida en el preámbulo de la Carta Universal de los Derechos Humanos "Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana" y al mismo preámbulo de la Palabra de Dios "Y vio Dios todo lo que había hecho: y era muy bueno." (Gn 1, 30) los dos textos sacrosantos en los que se fundamenta la dignidad del ser humano... me has conmovido, y sí, tienes razón, los símbolos no son nada frente al que necesita de nuestra solidaridad, una bandera de España o de Cataluña, sólo debería servir, hoy en día, para arropar con ella a un mendigo de la calle. Enhorabuena, es lo mejor de lo mejor que te he leído hasta ahora, lo que no significa que lo anterior fuera malo ¿eh, que te conozco?

Angel dijo...

Joer... creo que vuestros comentarios expresan, si cabe, mejor lo que siento en mi interior en relación al tema... Gracias por vuestras palabras, porque me siento muy muy a gusto pensando que personas a las que aprecio tanto tienen una visión semejante a la mía en este asunto. Siempre con matices, siempre con diferentes colores... pero me agrada ver que para vosotros prima la Persona, el Ser humano concreto antes que ideas vanas.

Gracias, chicos por vuestros especiales comentarios. Os lo habeis currado... y eso se nota.

Un beso fuerte!!!

PD... Andresito, Andresito.... no sé qué entender con eso de que es lo mejor de lo mejor... jajajajajaj!!!! He de entender que otras cosas no te han gustado???? jajajajajaj! ¡es broma, guapo!

Hisae dijo...

Joer, como te lo curras... Yo ya es que ando un poco harto de este tema que tanto se ha polemizado últimamente. Pero me encanta como razonas...

AntWaters dijo...

séééé...., la patológica tristeza por el bien ajeno; una forma de combatirla es sentir menos cosas ajenas; pero claro...

Besos

amo dijo...

tienes una forma clara y directa de escribir me gusta tu estilo
me quedo por aqui

miblogbyamo.blogspot.com

ALz dijo...

Hasta aquí todo correcto, pero... utilizáis símbolos, en vuestro caso ajenos. ¿Alguien me puede explicar qué significa exactamente esa palabra que no existe ni en castellano ni en catalán, que da titulo al post y que parece que habéis sacado de una película?

Don Heart dijo...

Se te extraña

Anónimo dijo...

Fresh gay images
http://men.sexblog.pw/?info-jayson
gay beaches ice-gay.com gay sleeping gay hussar john wayne gay