martes, 27 de diciembre de 2011

¿Dónde están mis regalos?

En casa siempre hemos sido de Reyes Magos. Nunca tuvimos una creencia afianzada sobre la fiabilidad del Gordo de Papá Noél... a pesar de que por su nombre, debería ser más familiar en casa... pero no. En Casa, siempre han reinado los Reyes Magos.

Y es que, mi familia siempre fue muy desmitificadora del personaje. Lo Reyes existían... eso no podría negarlo nadie. Y cada 5 de enero aparecían por casa tan misteriosamente que nunca pude sorprenderlos. A pesar de que yo les ponía todos los manjares para una comilona como dios manda... ¡pero nada! al día siguiente aparecían las bandejas vacías y los camellos se habían comido el alpiste -¡qué igonorante era uno! ¡creer que los camellos se comían el alpiste de los periquitos que teníamos en casa! ¡por dios!-, pero los Reyes desaparecían año tras año sin dar las gracias.

Y claro... siempre se nos dijo que el Papá Noel era un estafador. Un usurpador. No podíamos tener fe en él porque... ¡a ver quién podía bajar por la chimenea de casa! ¡si estaba medio tapiada!. Siempre se nos dijo que el Papá gordito era un farsario... y que por tanto, no debíamos creer en él. Así es que, yo me he pasado los años de mi niñez sin recibir regalos de este personaje que la Coca-Cola vistió de rojo cuando inicialmente era verde.... y esperando las largas navidades a ver si llegaban los puñeteros Reyes a los cuales había que escribir para que te trajeran siempre el mismo regalo: el Exin Castillos... joder! que los muy cabrones no se acordaban de año en año, porque junté como seis o siete "exines castillos"... con los cuales podía construir siete ciudades enteras... a lo tipo Pocero o algo así... jajaj!. Menos mal, que un año me trajeron un CineExin -¡yo me pregunto! ¿por qué todos los juguetes eran "exín"?-... Ese año fue la bomba, porque yo organizaba unas sesiones de cine en casa, que si se hubiera enterado la Sinde, me había crugido los ahorros hasta dejarme como una gallina matada a escobazos.

Hasta que un año me regalaron unos Walki Talkis con los cuales se podía hablar a una distancia de tres metros y ahí estaba yo con mis aparatos de un sitio para otro, mareando a la pobre de mi madre y mis amiguetes con aquellos cacharros. Y es que... ¡fui el primero con unos sucedáneos de móviles en el pueblo! jajaj!

En fin... a estas alturas de la vida, y visto lo visto... he decidido ser chaquetero. Y ahora reniego de los Magos y soy más Papánoelista... porque los Magos siempre han resultado huidizos y muy antipáticos... Yá... ya sé con con tres personas se pueden hacer unos bocadillos que alucinas... pero es que yo me imagino a los magos muy viejos y muy achacosos. Además... en el pueblo no es cuestión de organizar orgías. Con lo cual, ahora que me viene Papá Noél, le tengo preparada una fiesta en casa que "te cagas"... jajajaj! Y es que a mí "lo rojo" -que no los rojos, que eran malísimos- me seduce y me encanta... ¡vamos! yo veo unos calzoncillos rojos y se me pone dura... jajajaj! ... con lo cual, este año estoy muy ilusionado con mi Papánoelino. ¡Hasta me he colocado tanga rojo para esperarlo! jajaj!
¿Vosotros pensais que voy a tener suerte?

8 comentarios:

Me dijo...

pues muy mal ai ke ser de los reyes siempre jum jajaja

ke el rey negrito trae siempre un regalito muy grande !! jaja

Joaquinitopez dijo...

Espero que tengas suerte aunque seas un traidor que no la merezcas. La ilusión de mi vida hubiera sido esos seis o más exin castillos que siempre me faltaban piezas si quedaban mis castillos desalmenados y desangelados, chaparros y sin una torre digna para encerrar a la princesa como Dios Manda.
A mi que no me toquen los Reyes, ¿eh? y no digas nada de la edad que la gallina vieja hace buen caldo y tengo entendido que Baltasar supone la juventud, Gaspar la madurez y Melchor la sabiduría, juntos al plan que propones deben ser la pera. En cambio el gordito de la cocacola seguro que viene con cubatas de más y además, pa gordo ya estoy yo.
Un abrazo

Roberto T dijo...

Pues yo tampoco soy devoto de Papá Noel, que yo soy de los Reyes Magos de toda la vida. Pero no sé qué creencia es peor, porque a mí me decían que los Reyes entraban por el agujero de la cerradura, claro, es que para eso eran magos, jeje, y nos se les oía porque usaban zapatos con suelas de esponja. E, incluso, me iba a un campo cercano la tarde anterior a su llegada y "recogía hierba para los camellos", sí, sí, ¿quién me iba a decir a mí que, andando el tiempo, estas cosas ya no las podría decir nunca en público?, jajaja. Un día me trajeron la Base Lunar de los clicks, y eso, quieras o no, predispone, porque parece que lo de soñar con la Luna aún no lo he podido superar, jajaja. De todos modos, se puede tener devoción por todos, como hace ya mucha gente, sobre todo en las nuevas generaciones (por favor, entiéndaseme bien, que me refiero a las nuevas generaciones de ciudadanos en general, que hay otras nuevas generaciones que de rojos ni muertos, jajaja). Pues puedes esperar a Papá Noel sin ningún sentimiento de culpabilidad, que es perfectamente compatible con otras creencias. Aunque lo de usar tanga ya te digo yo que no va a ser compatible con la medida de tu cipote, Angelote, ¡que se te va a desparramar todo por fuera!, macho. Y Papá Noel se va a enfadar y te tendrá que "castigar", jajaja. Pues eso, feliz castigo..., o regalo, que estos nórdicos no se enteran de nada... y siempre traen sorpresa, jajaja. Besos.

Z dijo...

Ya hace falta ser muy cruel
de cambiar reyes por papa noel
pues ellos nunca fallaron
y tú déjaslos por ahí tirados.
Tanto Exín te ragalaron
que accionistas debían ser
y ahora que en Exín chaparon
te dedicas a joder.
Si ya lo dijo confucio
el que inventó la confusión
si hay un ex no seas cornupio
vete lejos, so melón
Y por fastidiar, aclara,
no presumas de tamaño
haz foto con una vara
(aunque sea a escala, así comparo)
en que se te vea la cara
que hay mucho fotógrafo en paro
y así no hay duda ni trampa
del tamaño de tu nabo.

Jajajaja

alvaro Locx dijo...

Yo opino lo mismo Angel a mi es que me gusta más papa noel y bueno el Rey negro que me da mucho morbo por aquello de las medidas.

Thiago dijo...

Ay, Ángel querido,
Te sale la vena funcionarial,
Y te acuerdas del trienio,
Ahora que te lo ha tocado…
El partido vencedor.

No te muestres tan herido,
Que tu paga no está mal
Y te queda mas de un quinquenio,
Con tu Mariano bien amado,
Y Soraya de tu amor.

Me veo en la obligación
De explicarte Ángel mío,
Que por fino que sea tu atavío,
No te crece más el pollón.
Y por mucho que vistas la mona,
De seda, lamé y percal,
No parecerá más jamona,
Ni polla de gran animal.

Tras tu traje de mercadillo,
Y aunque me quede el poema crudo,
Tengo que decirte chiquillo,

Que tú rabo seguirá más bien menudo,
No como el mío, que con él hago un nudo
Cuando yo me peino el flequillo.

Y ni con traje de Armani ni Valentino
Ni con calzón de Gucci ni Balenciaga,
Quien tiene una polla aciaga,
Será por ello más fino.

Ni con los slips de Calvin Klein,
(como los lleva tú sabes quién)
El que no tiene bien grande la “cosa”
Llevará vida triste y muy sosa,

Que siempre, aunque de seda se vista
Te lo digo –y no es por nada-,
Quedará la mona escuchimizada,
Tanto en Soria como en Fromista.

Tanto en Sevilla como en Guadalajara,
Y con esto el poeta ya para,
Quien tenga pequeño el rabo,
No pasará de cabo,
Ni llegará nunca a coronel.
O se quedará de bedel.

Mas no entrará nunca en el cielo,
Ni a Thiago catará ni en celo,
Ni nunca me follarás a pelo,
Así andes por donde andes,
Pues a mi me gustan bien grandes,
Tanto en Murcia como en Flandes…

Moraleja:
Si tienes pequeña polla y cojones,
Tontería es que vistas de polisones, jajajaa

ZOWI dijo...

Este post me lo había perdido. Qué bonico y nostálgico todo.

Por cierto, pedazo de poesía te dedica el Thiaguito. No te quejarás.

Besos y agur

Pimpf dijo...

Yo disfrutaba jugando con los exines castillos de mis primos, y es que a mi los reyes siempre me traían baratijas del alcampo. unos cutres, paraban por vigo y eso que venían cargados desde oriente.

Bicos ricos