lunes, 24 de octubre de 2011

COJONES


Y quien nos los vea... que los palpe!
¡Hoy estoy hasta los mismísimos cojones!
Esta palabra, tan ampliamente utilizada en Castilla, es la que mejor define el estado de mi ánimo en el día de hoy.
Ya! ya sé que la cosa es ordinaria y de mal gusto... pero si a nadie nos gusta que nos toquen los "cojones", hoy me los están tocando a base de bien. Y no precisamente como yo quisiera que me los tocaran... sino estirando de ellos hasta un extremo insoportable.
Ya es una desgracia levantarse y encontrar que el tiempo está insoportable. Bien... ¡bien!... todos sabemos que la lluvia es necesaria -según dicen los pantanos gallegos están vacíos-. Y... está bien que llueva para contentar a los pobres labriegos desesperados.
Pero uno sale de su casa caminando al trabajo y con su paraguas de vivos colores -no soporto esos paraguas negros de vieja enlutada- y sus calcetines color calabaza y se encuentra con un viento que te hiela los huesos, que te vuelca el paraguas y que te moja de arriba a abajo... ¡mal empezamos!.
Acto seguido, uno se pasa por el banco para hacer unas gestiones... y la aplicación informática no funciona. Eso después de tenerlo esperando media hora.... ¡bueeeeeeeeeno!
Uno se va camino del trabajo donde llega mojado de arriba a abajo y con el paraguas medio destartalado por el aire insufrible que nos ha empezado a castigar en este incipiente otoño. Está bien... todo sea por dios!.
Uno se sienta y se encuentra que de repente aparecen 150 personas para ser atendidas... con el insufrible mareo que ello conlleva.
Uno soporta pacientemente el muermo de "compañera" que ha repetido 7.523 veces mi nombre a lo largo de la mañana para que le mire, le eche una mano, le vea, compruebe, le explique, le diga y le asesore.... ¡todo sea el prójimo!
Pero ya... ¡lo que no soporto es que me esté rozando el vaquero durante toda la puta mañana en los cojones!.... ¡por favor! LLevo los cojones desollados.... ¿esto puede permitirse?

Y es que, esta mañana ¡ESTOY HASTA LOS COJONES!

10 comentarios:

Observatorio Gay Granatense dijo...

Pues mira que deberías estar acostumbrado, que seguro que llevas unos años con ellos, digo, con los vaqueros, y con los cojones ni te digo, la tira de años, no como IRENEO, jejeje, que se está acostumbrando ahora a ellos... jejejeje

Stultifer dijo...

Sería posible que dispusieras en uno de tus cajones de un pantalón seco para días aciagos.

Joaquinitopez dijo...

Dicho en el sentido más literal, por lo que veo jejejeje.
Un mal día.
Un abrazo.

ZOWI dijo...

Hombreeee, Angelito. Tu por aquí, por tu blog...

Porque te veo todos los días, pero no mucho por aquí. Qué vaguete.

Pero el post de hoy es muy bonito. Me ha llegado al alma. Qué profundidad de contenido. Jaja.

Yo también estoy hasta los cojones, aunque por otros motivos...

Besos y agur

Roberto T dijo...

Yo nunca he soportado los paraguas, me parecen artilugios incómodos, y con viento ya es que pierden toda su utilidad. Yo prefiero un chubasquero, y ropa interior, porque como lo describes me da la impresión de que no llevabas calzoncillos (?). Bueno, el roce con el pantalón es evitable, pero con los compañeros... ya es más difícil. Porque poner un paraguas en medio es complicado, y ponerte unos calzoncillos en la cabeza ni te cuento, jajaja. Besos.

Serendil Odae dijo...

Pues casi creo que es peor lo del paraguas que lo del vaquero, fíjate. A eso se acaba uno acostumbrando. O lo del banco, a mi me daría muuucha rabia.

Besotes.

Pimpf dijo...

Angelillo, que sepas que porque caigan unas gotas no se acaba el mundo, no me seas tremendista como los madrileños, que hoy han salido a la calle con abrigos, bufandas, han encendido las calefacciones y como no, con paraguas todo el mundo.... cuatro gotas... has visto en mi pueblo la que ha caído? la de dios es cristo con perdón para los ultracatólicos... hay que ir más sueltecito.... si es que... tú no tienes tanto paquete como para que te apriete... no lo entiendo...

Bicos Ricos

Héctor dijo...

Angelote, un poquito de paciencia. Que aunque pueda parecer algo oportunista, al mal tiempo buena cara :P
Y nada, que sepas que a mi la lluvia me gusta, que no sólo quita la contaminación, sino que da un aire bohemio al otoño que me encanta.
Un besazo :)

hm dijo...

Te entiendo perfectamente... ya verás como no te vuelve a pasar... bueno, ami sí me ha pasado más de una vez... el talco va muy bien, clásico y efectivo...

JFL dijo...

hay dias asi, ¿pero sabes una cosa? pa que te los toquen los demas, tocatelos tu...