lunes, 12 de septiembre de 2011

¡Ladrillazo!


¡Nadie sabe la tranquilidad que me ha quedado en el cuerpo al enterarme que Sus Señorías son tan tontos como todos nosotros!

Y es que, esta mañana no he podido evitarlo y -aprovechando que conozco a varios diputados, muy señorías todos- me he metido a cotillear sus bienes declarados y que han sido publicados debidamente... Ya! ¡soy cotilla! Pero... con ello, disfruta mi colilla... ¡qué le vamos a hacer!.

Y... ¡joder!... He descubierto varias cosas: la primera es que Thiago, a pesar de haberse comprado un flamante A3 en el que me ha dado una vuelta por Madrid haciendo de atento Cicerone, resulta que NO es diputado -es un poco putilla, pero nada diputa-, y la segunda y más transcendente para mí es que Sus Señorías Putados resulta que todos están HIPOTECADOS... ¡y qué hipotecas!... ¡Eso son hipotecas y no las nuestras!... Es que los Putados en España son Grandes hasta para hipotecarse. Y, aunque mienten como bellacos en su declaración de bienes -sin ir más lejos, no me creo yo que mis Putados conocidos tengan en el banco únicamente 15.000 euros-, lo cierto es que, son amantísimos de las Hipotecas.

Y claro... yo me descojono... porque he descubierto que algún Putado de los que me interesan hasta ha pedido un préstamo personal de 30.000 euros... jajajaj!... ¡por dios, qué cosas! Y yo que pensaba que los Putados no piden préstamos para comprarse un coche y resulta que el Putado que conozco, pide préstamos personales y todo... jajaaj! ¡tremendo!.

Pero, carcajada me ha entrado al comprobar que los Putados son tan idiotas como el resto de mortales... porque si el resto de mortales somos imbéciles creyendo que un Pisito es la mejor de las inversiones y que no hay cosa mejor que tener cuatro metros cuadrados, nuestros Putados demuestran una ingenuidad más grande que la nuestra, pues todos ellos tienen cientos de pisos y cientos de hipotecas que los gravan... ¡total! que como bien dice el dicho, nuestros Putados son el fiel reflejo de nuestra estulticia inversora y que cuando los "sabiondos" economistas se reían del pueblo por sus nefastas consideraciones inmobiliarias, también se reían -por deducción- de nuestros Putados Hipotecados, que han confiado ciegamente en el ladrillo más que nosotros... ¡Tremendo!

Pero... verdaderamente, hoy me voy a la cama más tranquilo: Sé que mis amigos Putados tienen préstamos a devolver y son tan tontos como el resto de los españoles... jajajaj!... Además de ser unos mentirosos compulsivos, ¡claro!.

Ah! Y, ¡VIVA LA VIRGEN DEL PILAR! Que ¡esto es España, coño!

9 comentarios:

Pimpf dijo...

Angel, yo esto no lo veo... y no quisiera hacer un comentario político, jajaja, pero vamos, que estos desgraciados tienen la maravillosa suerte de no pagar teléfono, que tú y yo si, excepto en el trabajo, ejem, y tampoco internet, que también lo tienen en casa de grati... vamos, por no hablar de cuentas en las Bikini...

Bicos Ricos

JFL dijo...

Bueno, pues esto no es mas que otro capitulo mas de nuestra casta politica, acostumbrada a reirse, eso si, legalmente, del pueblo.
Mas de lo mismo

Observatorio Gay Granatense dijo...

Hay que ver que curiosa es la psique humana, que yo, en cuanto he leído el título de tu post, la palabra "ladrillazo" la tengo asociada (a algo que me daría para ser tonto e invertir en un piso, aunque comprándolo a tocateja) cual es el SORTEO DE NAVIDAD DE LA LOTERÍA, es que al día siguiente la gente me pregunta: "¿Te ha tocado algo?", y yo digo: "No nada", y hay quien insiste: "¿Ni una pedrea?" y entonces ahí me matan, pero reacciono: "¡Qué no, ni pedrea, ni un ladrillazo en el coño!" Lo dicho, qué curiosa es la mente humana...

Thiago dijo...

Lo peor del asunto es que nos tomen por tontos. Como si no supiéramos que cualquiera de estos pavos tienen sus bienes a nombre de sus mujeres o (maridos) e hijos o a nombre de alguna sociedad. Luego cuando los pillan se descubre que tienen al padre jubilado de presidente de empresas que son pura fachada y cosas así.... Eso sin contar lo que dice Pimpf, de prebendas y viajes, etc... Y luego van a las saunsa gays diciendo que "yo soy senador" querrán echar los polvos gratis.

Y para colmo, lo que yo no puedo tolerar es que llegado el momento de votar lo del deficit en la Constitución, vayan unos cuantos y se larguen, abandonen el escaño y sus obligaciones.. ¿Esos luego nos van a pedir a nosotros el voto y a hablar de la obligación de votar? Es de risa. Si no les gusta lo que ha pasado que dimitan, pero no se puede salir del Hemiciclo para no votar pq no me gusta lo que se vota, ¡hasta ahí podíamos llegar!.

Eso si, son tan tontos, que al poner esas ganancias tan cutres de lo típico de rico de medio pelo: 2 coches, 1 piso, 1 apartamento y una cuñada... lo que inmediatamente piensas es que tienen que robar y ser corruptos para sobrevivir. Seguro que todos pensamos que si fueran ricos y ganaran lo suficiente no tendrían que robar.

Si a mí no me importa que un diputado gane 2 millones de euros al año, siempre que yo gane... lo que tengo que ganar. Y por cierto, que te llevé en mi AUDI reluciente por todo Madrid quemando sopa, y tú no te pagaste ni una copa (o al menos yo no me he enterado, jaajja).

Igual que cuando me la metes, que como la tienes tan pequeña ni me entero, jajajaja

bezos.


Bezos.

alvaro Locx dijo...

Aquí bueno, ni te cuento tenemos más de 500 diputados federales y de todos no se hace uno.

Kotei dijo...

Yo es que esas declaraciones no me las creo, porque mira que es facil tener empresas patrimoniales y los pisitos a nombres de hijos maridos mujeres y abueles. Lo que si me llamo la atención fue la de LLamazares, que juega en bolsa el tio y todo, con todo lo que despotrica luego de los mercados, jajajaja, mira tu por donde.

Un beso

Héctor dijo...

Pobres diputados, les pasa como ha Espe, que no tienen para la luz. Creo que deberíamos abrir una cuenta bancaria en su ayuda, ni cuerno de África ni leches!

gerardo dijo...

No tienes ni idea del asco que me producen los politicos!
Y encima los votan!
Lo mínimo que haria yo con ellos es enviarlos a la Siberia a picar hielo!

ZOWI dijo...

Si el problema no es que estos señores tengan hipotecas. El problema es que han hipotecado España. Pero sí, tal cual. Han pedido un préstamo que ahora no pueden pagar. ¡Todos a tomar por el culo! Nos van a quitar España y nos dejarán con la dichosa deuda.

(Oyes, que cómo me puse de cachondo el otro día que estuviste husmeando por mi blog. Te leía tus comentarios (siempre un poco cerdetes, por cierto) y ahora aquí me hallo. He venido para quedarme, guapo)

Besos y agur