jueves, 23 de diciembre de 2010

Teologia







Parece ser que fue sobre el año 40 cuando aparecieron los primeros textos evangélicos en que se relataba la vida de un tal Jesús, llamado "el Cristo" o "el Mesías".
Dichos textos, fruto de una tradición oral surgida aproximadamente en el año 30 de nuestra era a raíz de la muerte de Jesús en la Cruz, relataban el acontecimiento de su Resurrección dando así origen a la Religión Cristiana.
La finalidad de esos textos fue dejar patente por escrito las tradiciones orales que, en relación a la pasión, muerte y sobre todo Resurrección de Jesús, se iban transmitiendo de boca en boca durante esos años en las comunidades religiosas surgidas a raíz de la visión divina y divinizante del personaje histórico. Hubo un momento en el cual iban muriendo todos aquellos que habían conocido personalmente a Jesús y habían sido testigos de sus hechos, sus dichos, su muerte y su pretendida resurreción. Fue entonces cuando las comunidades Cristianas vieron la necesidad de dejar por escrito a las futuras generaciones los hechos hasta el momento transmitidos oralmente por aquellos que habían conocido al supuesto "mesías", al "salvador", al "Cristo".
Y así surgieron los primeros textos relacionados con la muerte y resurrección del Mesías. Esos fueron los textos primigenios, toda vez que el hecho de la resurrección era el fundante y constituyente de la nueva religión surgida del Judaismo.
Después de aquellos textos, las comunidades sintieron la necesidad de dejar también por escrito todos aquellos hechos de los que fueron testigos las personas que conocieron a Jesús y que todavía seguían vivas y todos aquellos hechos transmitidos por tradición oral de personas que un su momento habían convivido con el Cristo.
Así fueron naciendo los distintos evangelios, fruto de tradiciones orales distintas y enredadas, confluyentes e incluso, a veces, contradictorias. Y surgieron los textos de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, que con toda seguridad no fueron escritos por ninguno de sus supuestos autores sino que fueron fruto de tradiciones orales de distintas comunidades religiosas.
Entonces, alguien sintió también la necesidad de relatar los orígenes. ¿Dónde había nacido el tal Jesús? Nadie conocía los hechos relativos a su infancia, los hechos relativos a sus primeros días toda vez que los que conocieron a Jesús, únicamente sabían de lo acaecido en su vida en los tres años anteriores a su muerte. Pero sus anteriores vivencias eran desconocidas por todos ellos. Jesús era -como somos todos- un personaje anónimo del cual nadie sabía nada acerca de su nacimiento, infancia y juventud.
He aquí que los elaboradores de los textos empezaron a completar aquellos evangelios con relatos "teológicos y con finalidad teológica" acerca de los hechos más remotos de la vida de Jesús que nadie conocía. Y como a esas alturas, Jesús ya era para esas comunidades el "Cristo", el "Mesías", el "Salvador" que, con cuya Resurrección, había redimido al género humano, empezaron a redactarse textos de género literario "midrásico" en los cuales se reconstruía el nacimiento y niñez de Cristo desde una visión teológica para demostrar que ya desde su nacimiento, Jesús cumplía con todos los requisitos necesarios y anunciados por los profetas.
Así, hicieron nacer a Jesús en Belén, porque el profeta lo había anunciado.
Jesús era descendiente de la casa de David, porque el profeta del Antiguo testamento ya lo había anunciado.
Jesús nació pobre, porque en la pobreza habría de manifestarse lo divino.
El nacimiento de Jesús fué anónimo para los ricos y visible para los pobres, porque el Dios grandioso se manifestaría en la humildad plena de una cueva perdida en el campo.
Los magos extranjeros acudieron a adorarle, porque el Cristo no sólo venía a salvar al pueblo judío sino que se manifestaba también para los gentiles, para los extranjeros. Porque era el redentor del género humano completo.
Oro, incienso y mirra es lo que los magos ofrecieron al Mesías: oro, por ser Rey; incienso por ser Dios y mirra por su humanidad.
Y una gran estrella anunciaba todo el acontecimiento: porque el nacimiento del Mesías habría de manifestarse en la creación divina.
Y, por último... al pasar de los siglos, la fecha de su nacimiento se establecia el día 25 de diciembre: día del sol naciente. Día en que el sol vence a las tinieblas. Día en que la Luz vence a la oscuridad. Cristo, Luz del mundo que nace.
Jesús, el Cristo, sigue hoy -a pesar de su discutible iglesia- con tanto protagonismo como hace siglos.
Es lo que, con una carga enorme de símbolos, celebramos -conmemoramos- en estos días. Creyentes y no creyentes: el simbolismo de estas fechas, nos absorbe a todos. Es la fuerza de la Navidad.

FELIZ NAVIDAD A TODOS.


PD. Fotos cedidas por "El blog que Thiago"

10 comentarios:

Thiago dijo...

jaja cedidas? jaja cedidas? jaja pero como que cedidas. TEn la decencia de decir que "robadas". Claro que me está bien por todas las que le robo yo a tu marido, pero si él me protesta supongo que yo tb. puedo protestarte, no? jajaj

y de la Teolgía Plateada no dices nada? jajaj


Bezos, anda, chorizo....

Isra dijo...

Lo que no pillo es la relación de la fotos con el texto, no se, como que se me hace ciertamente complicado unir una cosa con la otra. Posiblemente, y digo solo posiblemente, este tipo de cosas son las que producen efectos contrarios a los que desearamos, pero bueno, cada uno decide lo que es correcto o no.

Un beso cielo

Christian Ingebrethsen dijo...

Soy profundamente ateo así que yo mantengo que la Biblia no es más que la primera novela de ficción del mundo.

Aún así muchos besos y que pases estas fiestas con tus seres más queridos.

hm dijo...

Whisky y Vodka... ¿hay texto debajo?

JFL dijo...

Creo que es el post que mas me ha gustado de la navidad. Como creyente convencido he decir que celebro el nacimiento de Cristo por todo lo alto. Y que es innegable que después de 2011 años, todo le mundo le rinde el pleitesia en este dia tan señalado.
Feliz navidad amigo.

Angel dijo...

Thiago... jajaja! ¡qué desmomoriado estás! Se nota que los "polvos-rones" te nublan el pensamiento. Y... ¡cuántas veces te he dicho que no comas polvorones! ¡que se te va a poner el culo gordo! jajajaj!... come turrón del bueno... y no me seas tan goloso: que te va a crecer la barriga y te vas a desmemoriar del todo... ¿No te acuerdas ya que me dijiste que podía usar las fotos?... ¡dios!... ¡qué perolo tienes! jajaj!
En todo caso... usar la palabra "robada" es demasiado fuerte, porque el robo es: "Son reos del delito de robo los que, con ánimo de lucro, se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder al lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas."
Y.... mi acción nada se parece a eso... jajajaj!... En todo caso, es una DONACIÓN... jajaj! que es distinto!
Besos y feliz Navidad, guapo!

Isra... ¡dios! Me has echado una bronca implícita. Y eso no es correcto en Navidad... ¿cómo se te ocurre?
Vamos a ver: creo que dios creo al hombre bello y hermoso... y así lo he colocado yo: Bello Y Hermoso. Porque la humanidad es reflejo de la divinidad: a su imagen y semejanza los creó... así es que... ¿qué cosa mala tiene poner a esos maromos en pleno esplendor, como manifestación de la belleza divina que dios puso en ellos?... jajaj! La pena es que Thiago no me haya pasado las fotos de los maromos en pelotas... para que todos disfrutáramos de esa belleza completa... jajaj!. En fin! No me seas tan gruñón... y ten en cuenta que yo no tengo claro eso de los pecados del sexo... no sé.. no sé... jajajaj!
Besos, Alexito!

Christian: bueno... no es que yo sea un creyente ejemplar... jajaj! ¡ejem, ejem...!... pero, tiendo a mantener eso del "humanismo cristiano" en mi persona... aunque sea filosóficamente... Eso sí... me encanta mantener conversaciones sobre estos temas con gente con convinciones fuertes como tú.
Un beso... y felices días también para tí.

HM: bueno... creo que el texto es lo de menos.. jajaj! ¡cómo eres!... claro que con semejantes maromos... jajaj!... En todo caso creo que las botellas son también simbólicas de lo que esconden... jajaj! Al menos es lo que me dijo Thiago...
Besos y Felices días!

JFL: Muy gratificante para mí eso que dices... me encanta que te haya gustado. Quizás es un resumen muy resumido de la esencia de los textos evangélicos sobre el nacimiento de Cristo. De ello se puede hablar muchísimo. Es un tema muy muy interesante y muy demostrativo de la esencia de los evangelios. Muy interesante teológicamente.
Que ese Cristo que nace llene -como creyente- tu vida de filicidad y alegría.
Un beso muy fuerte.

Thiago dijo...

Tú te preguntas cuando yo estudio, pero tú ¿cuándo trabajas? jaj Eso es peor creo. Estamos pagando a los funcinarios y/o trabjadores para qu estén todo el día en internet leyendo y haciendo sus blogs, jaja Eso es peor, así no va a subir nunca la productividad, cari, jaajja Que yo soy muy listo y no me hace falta estudiar mucho, pero el trabajo alguien tendría que hacerlo... digo yo, vamos, jaaja


Bezos

Pimpf dijo...

Me encanta esa vena católica que te sale a veces... cuanto aprendemos contigo. Bueno, los que somos católicos ya no nos sorprendemos de nada, aunque habrá quien si lo haga de los chicos de las fotos.... me encanta el Johnny Walker, jajajaj


Felices fiestas, desgraciao

Bicos Ricos

Cosimo dijo...

Y asi nacio la prensa rosa.

Anónimo dijo...

Hey, I am checking this blog using the phone and this appears to be kind of odd. Thought you'd wish to know. This is a great write-up nevertheless, did not mess that up.

- David