lunes, 31 de agosto de 2009

SEPTEMBER


No puedo evitar, cuando llega el mes de septiembre, rememorar aquel mes en que cambió mi vida totalmente.
Hasta ese momento, yo era un chaval introvertido, muy tímido y demasiado sensible. Muy apegado a mi familia y a mi madre especialmente. Muy feliz en mi infancia. Aquellas infancias de "Niño da Rua" donde las tardes de verano transcurrían por paseos infinitos, bicibleta en mano, en búsqueda de baños dulces de aguas de río y meriendas a la sombra de los chopos.
Fue a mediados de mes cuando, por ausencia de Colegios y Universidades cercanas, tuve que abandonar la casa de mi infancia, para iniciar unos años de ausencia durante los cuales únicamente acudía a casa en periódos vacacionales -verano, navidad y algunos días en Semana Santa-.
Supongo que la experiencia es común a muchísima gente. Despegarse casi en la tierna infancia de tu familia para ingresar en un internado, fue si no una experiencia amargante, sí un poco traumatizante.
Recuerdo ir montado en el coche de mis padres camino de aquel edificio perdido en el inframundo más lejano para mí y tras unas horas de viaje, ver en la distancia la silueta de esa mole contundente, amenazadora y amenazante.
Una vez practicadas las formalidades pertinentes en relación a matrícula y papeleos varios, recuerdo salir por una de aquellas puertas herrerianas, geométricamente perfectas al más puro estilo imperio español, y encontrar a un personaje flacucho, alto y con caras de pocos amigos quien escondido tras sus gafas, entonó al verme su voz agria y grave mientras giraba el rostro y clavaba su mirada en mis inocentes ojos:
-¡Me han dicho que usted viene de San Pedro de la Lanzada!. ¿Es correcto?
-Sí.
-Y, ¿estará usted dispuesto a ingresar en nuestro centro, verdad?
-Sí -dije yo no muy convencido después de mirar de reojo a mis padres pidiendo auxilio para que me quitaran de encima a esa ave depredadora.
-Pues me parece muy bien que venga usted con propósito de integrarse. Porque, ¿usted verdaderamente llega con propósito de integrarse, verdad?
-Sí -repetía yo de nuevo, aterrado por esas manos y esos dedos huesudos-
-Entonces, ¿conocerá usted que no estamos dispuestos a consentir de nuevo que nadie de San Pedro de la Lanzada no persevere en nuestro Centro, verdad?
-No sé... dije yo, mirando de nuevo a mis madres para que me devolvieran al pueblo en que yo tan feliz había sido.
Fue cuando el Ave Depredadora, levantó la mirada y saludó a mis padres formal y amablemente mentras que yo quedaba en un segundo plano aterrado por aquel mundo que se me venía encima.
-Ustedes son sus padres, ¿es cierto?. Encantado de conocerles -Les decía el Águila Real a mis padres mientras les saludaba con su alargada mano al estilo de San Pedro de Alcántara.
-Es que -proseguía el Ave- el año pasado tuvimos un incidente muy desagradable con un alumno de San Pedro de la Lanzada. A los cuatro días del ingreso, empezó a llorar pidiendo que llamaran a sus padres. No pudimos consolar sus improcedentes deseos y después de unos días sin dejar de llorar, no hubo más remedio que avisar a su familia para que lo llevaran de nuevo a casa. Tengo muy buenas y exactas referencias de su hijo, pero me sería muy incómodo que se repitiera el incidente del año anterior.
¡Dios! Ya quedaba advertido. Era una cuestión de honor. De honor propio, de honor familiar y de honor local. ¿Cómo volver a desprestigiar a San Pedro de la Lanzada con un incidente semejante? No me quedaba más solución que soportar lo que -de manera infundada- en aquel momento me parecía un infierno.
-¡Bueno!, pues con el firme propósito del muchacho les dejo -decía mientras me miraba de nuevo, poco convencido de mi resistencia-. Ya sabe que a las nueve es la ceremonia de ingreso. Después la Cena. Buenas tardes.
Y el Aguilucho se largó sin que se le desprendiera ninguna pluma.
¿Cómo no voy a recordar en estos días esa escena?


Eso sí! El Aguilucho no sabía que aquello podía ser muy... muy atrayente!!!!! Para muestra, este botón!...


12 comentarios:

★Carlos Becerra★ dijo...

Angel...

Septiembre es un mes muy querido para mi pues en este noveno mes del año en el calendario gregoriano nació mi hijo mayor, Carlos Norberto que aun vive en Buenos Aires y es muy feliz allí.

Su nombre viene de la misma raíz latina de "séptimo", se debe a que era el séptimo mes en el calendario romano.

Según la RAE, "septiembre" es la forma preferida en el uso culto, aunque "setiembre" no se considera incorrecto.

Como dato anecdótico y ampliatorio te cuento que Septiembre en En croata es rujan (mes rojo) porque las hojas se ponen rojas antes de caer en otoño.

En checo, septiembre se llama září (brillo).

En finlandés, septiembre se llama syyskuu (mes de otoño).

En polaco, septiembre se llama wrzesień (el mes en que florecen las flores calluna).

En turco, septiembre se llama eylül (en árabe eylûl), en sirio aylûl significa ‘uva’; de esta manera significaría mes de las uvas.


En mi tierra natal, Argentina, al estar situada en el hemisferio sur es el mes que comienza la primavera, y se lo conoce como el mes del amor, pues en esos pic-nic donde se festeja la primavera tambien se tiene la costumbre de hacer el amor en lugares publicos, o casi publicos (un poquitín escondidos).

En lo referente al post y tus vivencias:

Cuanto distará aquel Ángel que se fue de la casa materna y el actual.

Quizás dos seres absolutamente distintos.

Y así es la vida, siempre hay un antes y un después de algo mi estimado amigo.

Me cague de la risa con lo de "Ave Depredadora", "Águila Real", y "Aguilucho" muy buenas la figuras literarias usadas por ti hacia esa bestia oculta tras esas feas gafas.

Ángel me alegra saber que en tu pasar por aquel lugar hubo ratos BIEN PIPA, y que detrás de la solemnidad que el Aguilucho presento habia unos compañeros que valían su peso en oro.

Un abrazo GIGANTE.
CarlosHugoBecerra

jahhy dijo...

Y lo que te marcó -para toda la vida- aquél septiembre y todos los meses posteriores...

Sabes? Aún recuerdo tu cara de felicidad y orgullo cuando me enseñaste todas las estancias, tu dormitorio, tu vida en aquel lugar tan bello y tan frío a la vez.
Y el buen regalito que me "llevé" de allí...jajajaa. Joer, eso dentro de unos años valdrá un buen pastón...

Besos y buen post -ya era hora!!!
Por cierto...a quién le has robado las últimas fotos? No las conocía.

Thiago dijo...

Cari, y no perseveraste...no ves? ! He ahí el problema. Ahora sé de donde te vienen tus problemas y tus complejos y por que la tienes tan pequeña, pq no perseveraste!. No me perserveras nada, jajaja

O perseveraste mal, cari, o perseveraste muy poquito, pq perseverar es hacerse pajas, no? jajajajaja.

Y que habrá robado allí -que yo sé dónde es, no os olvideis de eso- el Jahhy? Um, pues que sepa que cuando estuve yo allí, el Aguilucho -que sigue allí de Jefe de Estudios y padre portero- me preguntó por vosotros, me enseñó la foto, pq os andan buscando por chorizos...

Lo que no sabía aquel buen señor, aquel hombre de dios, aquel sabio consejero, aquel maestro de imberbes, aquel ejemplo de generaciones venideros que tu no venías de San Pedro de la Lanzada, tu eras Más Lanzada que San Pedro, jajaja

El día que tu entraste en aquel internado, murieron todas las flores... vamos, que contigo entró el vicio en aquella casa de dios, jajaja.

Cari, y eso de que te llevaron en coche? no cuela, eh.... si era un pueblo tan perdido que no había ni escuela, de qué iban a tener tus padres coche... Te llevaron en carro de burro, di la verdad.., jaja

Bueno, y ya lo sabes, cari, persevera, que a quién persevera, le ayuda dios por primavera, jajaja

Bezos

Jahhy, chorizo! jajajaj

Stultifer dijo...

Cómo me gusta septiembre. Cómo me encantaba volver al colegio. Cuánta felicidad tengo en este septiembre que disfruto vacaciones.

Jose dijo...

Me ha gustado el texto, la forma precisa y justa de la narración y lo que deja entrever. Las fotos, mágnificas y muy adecuadas para el relato y para el estilo del blog.

Me gusta mucho Septiembre, por fin mañana ya llega.

Un saludo desde el sur

alex dijo...

En un internado? yo me hubiera muerto si me llegan a meter en uno. Uf, aunque me imagino que con el tiempo te aconstumbras. Y bueno, que aprendiste en el internado? jajaja, seguro que muchas cosas, eh.

No, ahora en serio. No me gustan los internados, aunque entiendo que en muchas ocasiones no hay más remedio por falta de colegios, pero cuando a muchos niños los meten en esos colegios, sobre todo las familias ricas, para quitárselos de encima, me pone malo, de verdad, no lo soporto, no me parece bien.

En el proximo post nos cuentas algo de lo que seguro pasó por allí, jejeje

Besitos y feliz septiembre, que ya no queda nada para que llegue.

Tanais dijo...

Ayyys pobre, lo he ido visualizando y me daba penilla por ti! menos mal que buscaste un entretenimiento ju7as juas juas

Alfonso dijo...

Vaya... sabes, me has recordado al libro de El Camino de Delibes, vaya experiencia, aunque ya vi que sacaste lo positivo ejejej

Thiago dijo...

Y ya le explicaste a Jahhy, de dónde sacaste esas fotos que él no tiene? Creo que engañas a su blog con otros blogs, cari, no es por nada, jajaja... Eres lo peor.

Angel pone los cuernos,
al Burbujas de los deseos,
dios, que cosa mas fea,
andar tonteando
¡por la blogosfera!

Cogiendo fotos de chulos,
y mirando los pirulos,
y robándole las fotos
a los unos y los otros
¡es la pera!

Esto no tiene explicación,
hay que ser muy maricón,
siendo que el blog marital
en realidad, no está nada mal
¡que ramera!

Por qué buscar en otros post
lo que a ti ya te dió dios,
y llorar en casas ajenas
pa olvidar tu polla pequeña
y patatera.

Y ni tienes el rabo grande,
ni haces un poema chulo
ni se te ve bonito el glande,
pero tampoco muy gordo
el culo,

Bueno, me vuelvo a donde vengo,
que yo si que gran rabo tengo,
te dejo esta poesía tierna,
salida de mi entrepierna,
¡un ósculo!


Hala, cari, para que perseveres que solo me perseveras la puntita, jajajja

Bezos.

Angel dijo...

Carlos: Además de un foco de sabiduría, cada uno de tus comentarios merece ser encuadernado. Tras esa explicación etimológica, decirte que septiembre es uno de los meses más bonitos. Sobre todo en mi tierra, donde septiembre, octubre y noviembre se visten de colores rojidos preciosos! Gracias, Carlos.

Jahhy: jajajaajj! Bueno, creo que disfruté con esa visita yo más que tú. ¿Recuerdas el frío que hacía cuando estuvimos comiendo nuestros bocadillos en aquel humedizo jardin otoñal? jajaajj!.
Y en cuanto al robo de la jojoya... ¡no tienes decencia! jajajaj! Mira que le tenía yo ganas a esa cosita!... después de tantos años viéndola, después de que Thiago tuvo ocasión de cogerlas y no lo hizo (aunque creo que el rácano del Thiago no pasó dentro por no pagar la entrada a los curas), tengo que reconocer que tuviste muy buen gusto! jajajajaj! Besos y más besos!

Thiago: ya no sé qué hacer contigo. Al final te van a contratar en el diario "El País" por enrededor, tergiversador y mal bicho! jajajajajaj!!!!
No creo que el padre portero se enterara del robo. Es más, hace unos años les robaron unos cuadros preciosos -que ya hubiera querido yo para mi comedor- y ni se enteraron! jajajaj!! Ya ves! O quizás alguien de dentro sí se enteró y se enriqueció... que puede ser lo más probable.
NO obstante, decirte que cuando uno entró en aquel edificio ya sabía hacerse muy bien las pajas... tenia menos experiencia en hacerlas al prójimo, pero no creo que me hubiera costado mucho! jajajajaj!
¿Y yo en burro? jajajaaj! ¡vamos! siempre ha habido clases. Que conste que le tenía mucho cariño al burro de Poyete -del cual tengo que hablar en un panel- pero he de reconocer que lo mío son los caballos, nada de burros ni borricos. CABALLOS!!!! que es el animal más lindo del mundo mundial. Y, por lo que veo, tú tienes los mismos gustos... ¿O no?
En todo caso, siempre me queda la ilusión de tenerla más grande que tú... jajajajajaj! Que últimamente estás muy pasivo! jajajaj! Tengo hasta que azuzarte para que me pongas un comentario!.
Besos, Mentor Meus!

Angel dijo...

Stultifer: lo mejor de Septiembre son las vacaciones... jajajaaj! Eso seguro!. Un abrazo!

Jose: gracias por tu visita... me encanta que te guste! En todo caso, tu blog también es estupendo. Saludos desde el Centro!!!!

Alex: Llevas razón; en el internado siempre había el típico que había sido obligado por sus padres a estar allí y no abacaba de acostumbrarse a aquello. Empezaban a llorar y llorar amargamente y tenían que devolverlos a casa. Incluso los había que se escapaban en un momento de descuido y se iban andando en búsqueda de la casa paterna! jajajaj! ¡Ya ves!
Tus deseos son órdenes... a ver si inicio una tande de paneles con cositas del internado!!!
Besos, guapo!

Tanais: en todos los sitios se puede entretener mucho. Y que conste que yo no he sido muy alocado ¿ehhhhhhh???
Besos, bonita!

Alfonso: ese libro es precioso... ¡qué bonito!. Y bueno, tengo muy buenos recuerdos de aquel sitio... los malos se olvidan o no se recuerdan!
Un abrazo.

Angel dijo...

Thiago, no me tientes
Thiago, que me estás tentando
la boca me estás calentando
y voy a enseñarte mis dientes.

Yo busco por ajenos lares
lo que necesito para mis textos
porque vosotros poneis pretextos
para tocarla en vuestros pajares.

Burbu pones buenos elementos
no lo voy a negar, es evidente;
pero lo que ya no es convincente
es la menera de sus condimentos.

Los pone guapos pero chiquititos
y es toda una gran jodienda,
¡este chico no tiene enmienda!
pues no les crecen los pitos.

Las fotos son diminutas
y al pinchar no se hacen grandes
No le ocurre lo que a mi glande
que además de rico es muy puta.

Por eso busco en sitio oculto
lo que no veo en blog de culto.

Pero hay una cosa que no consiento,
porque bien sabes y conoces
que contigo empezé yo mis goces
en este mundo de mal asiento.

Mi blog de referencia es el gallego
que fue el que me levantó el ego.

El del Burbu es blog bien fino
que no se trata con el no divino.
Por eso yo paso de puntillas
así es que, no me llames putilla.

El tuyo es un blog más puto
por eso yo más lo disfruto.
Paso, leo, escupo y comento
cada uno de tus esperpentos.

Y es que últimamente te veo alocado
con no intelectuales y sí brutos,
¡te estás transformando en un puto
loco, pasivito y afeminado.

Tú, que siempre has sido activo
resulta que con tanto disfrute
te estás metiendo mucho chute
y me estás saliendo muy pasivo.

Y es que yo ya lo sabía:
¡no tiene tu tía!
El Thiago la tiene pequeña
triste, chica y poco halagüeña.

Por eso ahora ha descubierto
que más que activo y actuando
lo que mejor él está disfrutando
es el tiempo en que anda cubierto.

¡Ay Thiago, qué denconsuelo!
Saber que lo tuyo no llega al suelo!

jajajajajaaja!!!