miércoles, 23 de noviembre de 2011

Eterno Mercury






Se cumplen 20 años de la muerte de Mercury. Y el Espectáculo ha continuado durante todos estos años cómo él mismo vaticinaba.
Desde siempre, y pesar de que cuando Freddie falleció, yo era un niño en una tierra de Pitufos que apenas conocía sus canciones, Mercury siempre me resultó un personaje fascinante. Cuando más tarde fui descubriendo sus canciones y su mundo, me fascinó esa extravagancia con la que adornaba su vida, esa extravagancia tan lejanda en mi mundo de aquellos días. Me enamoraba de un Mercury que ya no estaba y aquellas canciones formaron parte de mi adolescencia entre una añoranza del personaje ya desaparecido.
Años más tarde, cuando me perdía en una Inglaterra desconocida para mí, recuerdo tener entre mis manos todos los discos del grupo, pues en aquella casa, Freddie era reverenciado como un dios. Recuerdo a su dueña cantar a las seis de la mañana sus canciones mientras que se desperezaba frente a un mirador gris desde el que se contemplaba el territorio lluvioso. Freddie era para ella el refugio de una melancolía que se prolongaba durante años y en la que se reencontraba diariamente con su hijo también fallecido en un accidente de moto, aquel hijo que había coleccionado toda su discografía. Yo era la única persona a quien permitía mangonear y escuchar esos discos, pues sabía que para esa mujer el desaparecido Freddie era un símbolo de su desaparecido hijo. Ahí es donde descubrí todas y cada una de sus canciones y discos inéditos.
El espectáculo ha continuado. Claro que sí... a pesar de los cambios en mi vida. Porque, ¿qué es la vida, Freddie? Una ilusión, una sombra y una ficción...
Para mi adorado Freddie, un recuerdo allí donde te encuentres. Que todo siga siendo una representación, ¡un gran espectáculo!.

8 comentarios:

Serendil Odae dijo...

Freddie es una de esas personas que han alcanzado la inmortalidad. Porque sigue vivo en cada canción que suena y en cada persona que lo escucha. Un artista, y no lo que hay ahora.

Un saludo :)

alvaro Locx dijo...

Mijo

Precioso Angelito, extrañamos todos a Freddy, yo pienso hoy I want to break free.

Roberto T dijo...

Freddie sin duda es uno de los grandes, y no sólo por su música. Me ha commovido la historia que has contado de esa dama inglesa, hacen pensar que una misma música o unas mismas canciones pueden tener un contenido y una dimensión completamente distintos dependiendo de lo que signifiquen para quien las escucha, y al margen del significado de sus letras. Para mí concretamente "I want to break free" es como un himno y, a pesar que tiene sus años, me suena muy fresca y muy actual, me encanta. Y Queen también tiene otras que son buenísimas, aunque yo, sinceramente, no tengo un conociemnto tan amplio de su discografía. Yo soy creyente y no me cabe la menor duda de que Freddie, donde quiera que esté, seguro que es muy feliz. Besos, Angelote, y también para Freddie.

ZOWI dijo...

Qué coqueto eres Anguelillo. Dices que cuando Freddie murió eras un niño...Qué guasón. Yo debía tener como dieciseis años o así. Así que...ejem, ejem.

Oye Angelillo, que el otro día estuve en el Factory de Getafe comprándome un pantaloncito y no te vi. En serio que pensé...ahora que estoy con los pnatalones bajados en el probador, a ver si viene el muchacho. Y nada.

En fin. A la próxima.

Besos y agur

Z dijo...

Zowi tiene un peligro... yo flipo con este hombre, es como un semental.

Bueno, como Ángel. joder, vaya dos. Mejor no conoceros a la vez que no vuelvo a respirar.

A lo que iba, Freddie... Freddie es que era mucho. Pero bueno, ya ves, tan grande, tan bueno, y al final, un muerto más. O sea, que está bien recordarlo y tal pero a mí lo que me gusta es su obra. El personaje y, sobre todo, la persona que está detrás me es desconocida, así que no lo juzgo. Vale, sí, era gay, y ya por eso me cae mejor, pero sobre todo eso me permite valorar más alguna letra o algún detalle de sus canciones que si no igual me pasaba desapercibido.

Oye, ángel, y tú viviste in london? joer, qué bella historia la de tu casera. Quiero másssss

PD: no, si al final no siempre vas a decir cochinadas, qué descubrimiento! jajajaja

Parmenio dijo...

A mi su voz siempre me eriza el vello. Incluso de zonas no tan visibles ;) y es que lo mío con Freddie viene de antiguo (aunque como tu yo también sigo siendo un niño).

Su voz y sus canciones tienen un poder sobre mi inmenso y no puedo evitar musitar las letras, incluso las que no me sé, y seguir el ritmo con el pie.

Un beso (forever young)

el loco dijo...

gOD SAvE ThE qUEEN¡¡¡¡

Pimpf dijo...

Ay Angelillo, era algo más que una voz, y que voz, era un auténtico líder, y lo que hacía ese grupo era música muy buena, y distinta... en fin, yo también me quedo con lo de Zowi, eso de que eras un niño.... jajajaja.... vamos, si cuando murió yo tenía ya pelillos en los huevos...

Bicos Ricos