jueves, 31 de marzo de 2011

La Perla Peregrina


Con la muerte de Elizbeth Taylor, (estoy muy cuestionado *) me siento tremendamente preocupado por el destino de una de las Joyas de la Corona de España que estaba en poder de la actriz.

Y es que lo de la Perla Peregrina es tremendamente curioso. Al parecer, esta joya era una de las piedras más valiosas y más relevantes de la Historia. De todos es conocido el amor de los ingleses por sus pedruscos reales insertados en coronas y collares que lucirá con toda pompa -para su vergüenza- la ínclita Camila, venerada por el Orejas -que por cierto, andan medio borrachos por España dando vueltas y siendo recibidos por autoridades varias, municipales, autómincas y nacionales cuando ellos lo que realmente desean es que les reciba Carmen de Mairena-.
Pues bien... no sólo los ingleses compraban, robaban o expoliaban pedruscos para sus coronas. También los españoles eran amantísimos -aunque mucho más tontos- en eso de recopilar pedruscos. Claro que, según las recopilaban, las regalaban a las cortes europeas -hemos sido imbéciles toda la vida, ¡qué le vamos a hacer!-. Y una de esas piedras fue la Perla Peregrina, que adquirida por Felipe II, fue regalada por el Monarca a su esposa María Tudor (que estaba más loca que un panal de avispas por herencia del mal de los Trastámaras y de un padre que tenía un herpes en la polla y para aplacarlo tuvo que casarse varias veces).


Pues bien. Al parecer la Perla Peregrina ya no volvió nunca al arcón de las joyas españolas y fue pasando de mano en mano hasta que en 1969 Richar Burton -enamorado perdido, aunque según dicen era cosechero de un huerto de pepinos que disfrutaba enormemente- la adquirió por la simbólica cantidad de 37.000 dólares en uns subasta y la regaló a su amada Elizabeth Taylor.
Esta loca mandó insertar la perla en un collar de piedras preciosas -ver foto- porque al parecer la Perlita venía en una cadenilla que en tiempos había lucido la aristocracia europea. Pero para Liz, esa cadena era poca cosa y aderezó la perla en un compendio de diamantes y piedras varias -ver foto- que realzó la belleza de la piedra y la vanidad de llevarla colgando. Pero como el que nace "loca", vive alocadamente durante toda su vida, nuestra estupenda actriz no debió de hacer mucha caso al pedrusco pues se cuenta que en una ocasión (le fue desaparecido *) la joya desapareció y que buscándola por su mansión, la encontró en la boca de uno de sus caniches que estuvo tan feliz un buen ratito mosdisqueando la perla causándole algunos daños.
Y ahora... ahora que Liz se ha ido al otro mundo y lógicamente no se ha llevado la Perla Peregrina... mi pregunta es: ¿qué pasará con esta Joya?... ¿ocurrirá lo mismo que con las joyas de Encarna Sánchez?... ¿o habrá sido ya subastada por la artista sin que nos hayamos enterado el resto de mortales?

¡Ay dios! ¡Qué cosas tiene la historia! ¡Con la ilusión que me haría a mí regalar a mi amor la Perla Peregrina!


(*) Correcciones de revisor ortográfico Thiaguense... que como muy acertadamente ha precisado, me ha llamado la atención sobre esas fatalidades que le han alterado los sentidos. El querer hacer un texto coloquial tiene esas cosas: uno escribe barbaridades... jajaj!

12 comentarios:

Observatorio Gay Granatense dijo...

Mira, me has culturizado un poquito más, que eso no viene nunca mal... Y es que en la historia, las cosas dan muchas vueltas... fíjate, ayer, en una pregunta de SABER Y GANAR de LA 2 (que no me pierdo nunca jamás de los jamases) hablaron de no sé qué Rey de España (¡fíjate tú el caso que le estaba prestando a la tele!) que para su boda, como no tenía dinero para la dote de la princesa de turno pidió una hipoteca al Tesoro Real.... ¿Y sabes lo que hipotecó? (¡Agárrate!) ¡Los pueblos de Úbeda, Baeza y Andújar, y le dieron 37.000 doblas!

Kotei dijo...

pues fijate que yo creo que deberíamos reclamarla para la Corona de Españan, porque la Ley de Memoria Histérica esa, algo debe de poder hacerse. ayer el Principe Don Felipe le recordó al Ingles que Gibraltar sigue ahí, y que tenemos que solucionarlo si o si, así que na, que nos vayan devolviendo el Peñon y las joyas que nos quitaron, y el oro de nuestros barcos, y todo lo que sea que se llevaron ale.

Un beso

Christian Ingebrethsen dijo...

Quien sabe, siempre puede acabar en manos de nuestra eterna Sara Montiel, que por algo fue la primera española en disfrutar de las mieles de Hollywood.

Besos.

Javier dijo...

Ya me podían haber explicado las cosas igual que lo haces tú los profes de historia que tuve en el cole y en el instituto, haces que me resulte interesante y todo.

Un beso!!

Joaquinitopez dijo...

No estoy seguro que sea esa famosísima perla pero sé que una de las joyas que Burto regaló a Liz la donó ella al estado de Israel para hacer un hospital, o eso se dijo en su momento. Cuando a Israel le venían los palos de todas partes.
Un abrazo

Stultifer dijo...

Pues si la compró y se la regaló será para sus herederos.

Anónimo dijo...

La perla peregrina está en el joyero de la Reina Doña Sofía

Thiago dijo...

Te veo muy enamorado últimamente..., eh!. Pero pq le llamas loca a esta pobre chica?, ¿qué te hizo Liz Taylor? ¿Pq te desmarcas de todos los que ahora lloran su muerte? ¿Y para qué querría el burbu una perla, ya me dirás que hacer con ella...

Sin embargo me sorprende en tu post que digas que "estoy muy cuestionado" o que la perla "le fue desaparecida"... ¿pero qué frases son esas? jajaj Eso si, ya puestos cuéntanos que pasó con las joyas de Encarna, que no sé que fue de ellas, las tiene Belén Estebán?


Bezos.

WIM APP dijo...

Hola, nos encanta vuestro blog y desde Wim queremos annimaros a visitar el nuestro y haceros seguidores.
http://wimapp.blogspot.com
También queremos ofreceros hacer un intercambio de banners si estais interesados.
Un saludo

alvaro Locx dijo...

Angelitu
He leído de un sopetón muchas de tus entradas y bueno he quedao fascinao... jujuju y bueno esta de la perla preregrina me pareció fabulosa, me gustán las joyas, los lugares y las cosas en general con historia.

JFL dijo...

Conocia algo de la historia pero no toda. Ahora me quedo yo también preocupado...jeje
Un abrazo

Pimpf dijo...

Yo sé que la joya que más ansías no es esa perla negra de no sé que reina española... lo que más ansías es la foto del pimpfito con el pito desafiando la ley de la gravedad... y puedo asegurar que existe, y sin photoshopes de esos.

Bicos Ricos