viernes, 8 de octubre de 2010

Invasión.

Esto es el colmo.
Yo sabía que Gallardón era un poco masón. Pero ahora he descubierto su política imperialista. Y es que, al salir hoy de casa caminando dirección "mi trabajo" mirando al frente y respirando aire fresco de los pinos verdes, he descubierto la última técnica propagandística del Ayuntamiento de Madrid: Una alcantarilla con el nombre y logotipo de la Villa y Corte.
Dicen -y redicen las malas lenguas- que el Ayuntamiento de la Villa Mayor del Reino se encuentra infinítamente endeudado. Al parecer, los ciudadanos de Madrid han multripicado sus deudas públicas en virtud y gracias a su "presuntuoso" alcalde. Eso sí, al parecer -y ello habrá que preguntarlo a nuestros ínclitos Thiago, Alex y Pimpfito- las prestaciones del Sr. Alcalde se han incrementado hasta el punto de estar haciendo de Madrid la ciudad envidiada por todos aquellos que nos encontramos en el ámbito de su órbita.
Madrid es Madrid y vivir en una ciudad que se decanta entre sus dos amores -Madrid y Valencia- le hace a uno poco imparcial. En mi ciudad siempre hemos vivido mirando hacia Madrid, y después hacia Valencia, ciudades que han sido destino de gran parte de la emigración de estas tierras. ¿Quién no tiene aquí familia en Madrid y en Valencia?...
Madrid y Valencia, Valencia y Madrid. Las dos ciudades más queridas en mi tierra. Y es que, un ciudadano castellano del terreno programa su vida mirando a Madrid. A Madrid se viaja, se compra; en Madrid se planifica el divertimento, se vive la sexualidad escondida. A Madrid se va y se viene. En Madrid se nace, en Madrid te arreglan el cuerpo cuando te tienen que rajar de arriba a abajo. En Madrid se muere y hasta en Madrid se folla. No hay cosa mejor que follar en Madrid. O, al menos, eso dicen por aquí.
Pero... esto ya es demasiado. Y un ataque a la configuración Autonómica del estado -que diría ZP-. En mi ciudad amorosa de Madrid, pero que no es Madrid, aparecen alcantarillas como la que expongo en la foto a las mismas puertas de mi casa. Madrid nos está colonizando. Hasta en las alcantarillas lucen el oso y el madroño con toda impunidad y en ellas se lee: "Ayuntamiento de Madrid"...
Claro! ¡ahora entiendo yo esa sobredeuda madrileña! ¡Nos pagan al resto de España hasta las alcantarillas!
I Love Madrid.

3 comentarios:

Stultifer dijo...

Si tanto te gustan Madrid y Valencia estás de enhorabuena. Dentro de poco te ponen el AVE. Felicitaciones.

Thiago dijo...

jaaj cari, lo que pasa es que tanto ira a Valencia se te ha pegado el ser un chorizo, di la verdad, y has "mangado" las tapas del alcantarillado de tu pueblo, jaj Es el colmo, tu lo que quieres es hundir a España, robando el "ferro" como otros están robando el cobre de los cables. Igual tanto ir a Valencia es que robas en Madrid bolsos de Luis Vuitton para regalárselos a Rita, jaaja

Gallardón ha hecho cosas buenas y malas, me gusta lo de la M30 aunque nos deje endeudados pa toda la vida, pero no me gusta que deje las plazas tan vacías y sin arreglar, con bancos individuales. Y no me gusta lo que hizo en el Paseo de Recoletos poniendo un asfalto al bulevar que es una cutrez y no me gusta lo que hizo con la plaza de colón, quitando la fuente que era una de las cosas mas curiosas que tenía Madrid. Sin embargo me gusta la calle Fuencarrarl peatonal y el entorno del Palacio Real que ha quedado genial, a pesar de que antes lo criticaban.

Lo malo es que ahora quiere levantar el Paseo del Prado y eso puede ser terrible.

Si tanto te gusta Valencia y madrid pon una horchateria en rosales, que leche no te va a a faltar, ajajaja

Bezos.

alex dijo...

jajajaj, bueno, creo que estas practicas se llevan haciendo mucho años, pero chico, que le vamos hacer, si os tenéis que llevar las tapas de Madrid para tapar vuestras alcantarillas, eso debería hacer que os sintáis un poco capitalinos, es decir, cosmopolitas, modernos, cool...

Un beso cielo