domingo, 18 de julio de 2010

Alfredo



















¿Qué habrá sido de Alfredo?
Muchas veces, rememorando aquellos días, me acuerdo de Alfredo.
Era un chaval estilizado, fibroso, alto, de bellos ojos oscuros y de una inocencia infinita. A pesar de intuirse en su persona unos rasgos de abandono hippi y una personalidad bohemia que le hubiera permitido sobrevivir en ambientes mucho más agresivos, el pobre Alfredo resultó ser un ser inocente en aquel colegio elitista para todos nosotros y quizás un poco ordinario para nuestro Alfredo.
Con la mirada perdida, una sonrisa eterna, una inocencia franciscana, Alfredo llegó con sus carísimas maletas de fina piel rojiza al Centro que se encargaría de su formación y al cual fue desterrado por su familia. Al parecer, los infinitos contactos de sus padres, dieron con el lugar perfecto donde ingresar al hijo díscolo cuyos intentos de educar en los mejores colegios de Europa y Suiza habían sido vanos. Nada podía hacerse con Alfredo. Sus padres lo habían intentado todo. Y por medio de esos contactos, encontraron desde Centro Europa el lugar más remoto en la Castilla profunda donde poder aislar a su hijo, a modo de terapia, de todo aquello que le había rodeado y que tanto le había perjudicado. De nada habían servido esos colegios elitistas alemanes, franceses, ingleses o suizos. Y todo estaba decidido: sus padres estaban dispuestos a jugar la última carta. Si con ésta no conseguían el resultado pretendido, quién sabe si abandonarían al hijo en las manos de su propio destino.
No fué fácil convencer al rectorado del Colegio: Alfredo carecía de todas las cualidades exigibles para ingresar en el internado. Pero gracias a sus influencias y gracias a una visión caritativa del Rector -si se conseguía el reto, sería uno más en la larga lista del colegio-, Alfredo fue admitido en la institución.
Recuerdo sus primeros días. Era un tipo bastante guapo y atractivo. Aderezado con las mejores ropas de marca, muchas de ellas desconocidas por nosotros -meros lugareños de pueblo-. Recuerdo sus miradas perdidas que al grupo que le acogimos como amigo nos hacía pensar que algo raro pasaba con Alfredo. Efectivamente, el chaval venía de un mundo existencialista donde las drogas era lo más común. Y desembarbaca a un mundo realista donde la Ley era "Ordinatio rationis ad bonum comunem ab eo qui curam habet comunitatis promulgata"... O sea, la Aeterna Lex de "Te aclimatas, emigras o mueres". Y si mueres, mueres después de llevarte unas cuantas hostias por delante... Que ya lo decía el poeta: "morir, sólo es morir; morir no es nada".
Nadie sabe lo mal que pudo pasarlo el chaval hasta medio adaptarse a un mundo así. Todo era nuevo para él. Recuerdo el primer día en la Capilla: el pobre Alfredo no conocía ni la mera idea de dios y mucho menos la existencia de liturgias como la misa, las meditaciones, las homilías... Y he aquí que el primer día, al enfrentarse a La misa diaría, el pobre Alfredo desconocía aquello y no sabía -logícamente- lo que había que responder ni cuándo ni como había que levantarse o sentarse... y ahí estábamos todos, descojonándonos con el nuevo que no sabía ni rezar un padrenuestro.
Y claro! Eso no podía permitirse. Y al pobre Alfredo había que dispensarle los oportunos Sacramentos. Y he ahí que el muchacho tuvo que enfrentarse a Catequesis varias para enseñarle las esencias básicas del Cristianismo y del Catolicismo... y así fue como tuvo acceso a unos Sacramentos que lo igualaban al resto de colegiales: Bautismo, Comunión y más tarde hasta Confirmación.
¿Qué habrá sido de Alfredo?
He de reconocer que, a pesar de todo, en mis conversaciones con él, siempre tuve claro que todo aquello sería vano. Alfredo seguía inmerso en el mundo de las drogas e incluso alguna vez me invitaba a probar el LSD que compraba cuando salíamos de vacaciones o puentes dado que, como su familia no venía a recogerle, se veía obligado a marcharse a un hotel a ciudades vecinas donde -toda vez que no tenía problemas monetarios- adquiría todo tipo de sustancias prohibidas.
Yo siempre me negué a probar siquiera los porros que se fumaba. Violar la Aeterna Lex era muy peligroso... y además yo nunca tuve ningún tipo de interés en aquellas sustancias. Me parecía ridículo ver al pobre Alfredo con esas estúpidas sonrisas contemplando infinitos colores, como para ponerme yo en semejante situación. No. Y no hubo forma de disuadirlo de todo aquello. Después de dos años, como apareció, desapareció. Al tercer año, sus padres no lo llevaron al Colegio. Supongo que descubrirían que aquello había sido inútil. No sé qué pasaría con aquel guapísimo chaval de mirada perdida. No sé si habría una carta más que jugar en la baraja de aquellos desesperados padres.

14 comentarios:

alex dijo...

Hay personas que nacen estrellados, por un motivo cualquiera, que para muchos no tienen una explicación, pero que puede ser la autodestrucción por no saber encontrar el camino. Quizas nunca le dejaron ser libre, puede que nunca le dejaaran caer lo suficiente como para que aprendiera lo que de verdad importa en la vida.. no se, es complicado entrar dentro de cada persona, pero las cosas no suceden porque si, los comportamientos de las personas no salen de uno simplemente por espontaneidad, siempre hay algo.

¿Que pasaría con el? no se, a lo mejor encontró eso que buscaba, quien sabe..

Un beso cielo

Thiago dijo...

¿Pero te lo follaste, cari? jajaja Es que detallas con mucho cuidado toda la educación frustrada del pobre Alfredo, pero de lo que hiciste con él nada.. A ver si me vas a decir a mí ahora que tanto recuerdo de Alfredito es pq se fumaba un porrito, jajaaj.

Cari,lo que me resulta raro es que Alfredo tan pijo y con tan buenas maletas, con tanto dinero de familia no supiera nada del catolicismo ni de los sacramentos... pero si en esa España para ser rico habia que pasar por el aro, no me digas a mi que eran ricos y ateos, que no cuela, jaaja

Total, mira, quién sabe.. igual la vida es una mierda, y lo único importante es llamarse Alfredo, como dijo el poeta, jaja

Bezos, cari. Ya iba siendo que actualizaras, que colgaras un post y, lo más importante, que no hablara de mí, jajajaj


Recuerdos a Burbus, dile que le estoy robando todo, todo, que he dejado su blog pelao, jajajaajaja


Bezos.

Angel dijo...

Alex: realmente era una persona bastante peculiar. Cargada de inocencia, pero muy difícil de aconsejar. Quizás esos excesos de libertad no son buenos; quizás cuando uno ha vivido sin límites, es muy complicado imponerlos. Y a Alfredo puede que le ocurriera eso: había vivido en una familia tan liberal, que cuando le quisieron poner límites a una vida desbordada quizás fuera un poco tarde. No sé qué pasaría con él. Se fué sin dejar estelas que seguir para saber de su persona. Espero que la vida le haya tratado como se merecía: con toda la sensibilidad que el chaval tenía.
Besos, guapetón!

Thiago... jajajaj! Eres tremendo... jajaja! A ver -y sin dar muchos detalles-: Alfredo provenía de una familia exiliada a un país europeo durante el franquismo. Eran de tradición republicana y habían prosperado en el extranjero, aunque Alfredo únicamente heredó de todo aquello una educación librepensadora, existencialista, despreocupada y agnóstica -no atea-, además de un dinero fácil que se le insuflaba vía cuenta bancaria desde Suiza. Era, al parecer, la preocupación más fehaciente de su familia: que no le faltara dinero. Otra cosa, -pienso- no le daban, porque nunca los vi por el Colegio aunque me consta que sus hermanos -embajadores algunos- sí que le escribían cartas muy muy diplomáticas y con algún que otro toque cariñoso.
Pero no... yo, por entonces, no follaba... jajajaaj!!! Eso era para gente adulta... además... ¿es que tú no conoces el sexto mandamiento? jajajaja!!! ¡Ya te vale! Pensar en eso, con lo virginal que yo soy! jajajj!!!
Y... ¡melón! sigo de vacaciones... eso sí... el Burbu está que trina por todas las fotos que le estás robando... jajajaj! Porque eso es un latrocinio en toda regla! ¡contento lo tienes! jajaajj!

Besos, polvorón follonero!

Thiago dijo...

Si, claro, los progres y de izquierdas son unos drogatas claro, y fracasan en la vida y lo de derechas... llegaban de mayores a ser como AZNAR, no te jode, jaja anda que no se te ve a ti que tu abuelo fue en la División Azul, jajaajaj

Y dile a Burbu, que me he llevado todos, todos sus chulos, y que además, ninguno ha protestado, que todos me han dicho que les gusta más estar en mi blog y como les follo yo, jaajajaja


Ay Ángel llora por alfredito
al que de peque le comia el pito,
y ahora se me pone muy gallito,
pq yo a follar le incito..

Angel si no te follaba Alfredo
y solo te metía el dedo
ahora no llores como cristiano,
que te dejara virgen el ano.

Entre curas y sacerdotes,
no tuviste rabos gordotes,
porque eran librepensadores,
¡Así tienes ahora tantos picores!


jaja Hala, ahí lo llevas. 1 minuto para hacerte esta poesía y 1 mituno para dar por culo, jajaajaj


Bezos

Angel dijo...

Bueno... yo te la hice antes en el blog de Dialéctica... a si es que, allí la tienes como respuesta anticipada... jajaaj!!!

¡Y qué le vamos a hacer! eran republicanos! jajajaj! Pero nadie ha dicho que fracasaran.. jajaaj! Lo mismo el día de mañana lo veo como ministro de ZP... ¡quién sabe! jajajj! Peores ministros tiene el personaje! jajajaaj!

¡Ya te vale! ¡provocador! No sé yo si el Burbu -que ya está en la cama...- conciliará el sueño... jajaajj!

Thiago dijo...

Jja, cari, vaya panzada poética que te estás pegando... pero ya te aviso que yo no pago indemnizaciones ni me hago cargo de los gastos sanitarios si te pasa algo mientras haces poesía en mi blog.... jajaja

bezos.

Angel dijo...

jajaajj!
¡Ya te mandaré la factura! jajaj! joer! ¡todos los paneles atrasados que me quedaban por leer! jajaja!!!

Besos!

El Robot Humano dijo...

ay! alfredo, nacio bajo unas alas rotas... tal vez voló, se consumio, quien sabe...

y por cierto las fotografias estan geniales, el tatoo en su espalda es hermoso

besos, Angel!

Me dijo...

ANGEL ANGEL KE ME TIENES ABANDONAO SIEMPRE VENGO A REFRESCARTE MI EXISTENCIA MAMON!!! JAJAJAJA LUEGO KIEREESS KE TE KIERA PERO ESKE ASI NO PUEDE SERWAPOO


AI EL CHICO BAUTIZANDOSE DIOS LE BENDIGA!!!

JAJAJAJA BESOS

Manué dijo...

Hace poco me encontré a un amigo que se comportó de una manera super extraña conmigo, hacía mucho que no lo veía, después del encuentro casual, llamé preocupado a una amiga, y ésta me dijo que se llevó un invierno en la casa de la playa, osea, cerca de mi pueblo, él sólo y tomando LSD. Por lo visto, le han diagnosticado principio de trastorno bipolar, y es igual que tu Alfredo, un niño con padres muy ricos, pero con su toque bohemio y todo, pero claro, con acento andaluz, y sevillano, jaja er probe!!

Un bezo!

Chaser LJ dijo...

WOW! Interesante historias... Hay muchos chicos que tienen la posibilidad de ir a las mejores universidades, recorrer el mundo entero pero su inmadurez y problemas varios trancan lo que podría ser una vida llena de éxitos... Esperemos que Alfredo haya rectificado y le esté yendo mejor...

Saludos...

Thiago dijo...

cari, justo las cosas a veces vienen torcidas... Hoy me hubiera gustado estar en casa para saborear las cosas tan mamables que habéis dicho de mí, pero justo no he podido estar aquí e interactuar con todos vosotros...

El caso es que no quería dejar de pasar para darte unas breves y emocinadas gracias... ya hablaremos tú y yo, jaja

bezos.

Stanley Kowalski dijo...

Angel, te pido mil disculpas, recién ahora puedo agradecerte tus amables saludos por mi nuevo blog.

Mil disculpas!

BESOTES GUAPO!

alvaro Locx dijo...

Vaya fotos precioso y te digo cariñito siempre hay un par de almas perdidas que resultan ser irredimibles.